PORTEÑAS CONSTRUYEN GRANJA MARINA Y RESTAURANTE FLOTANTE

Un grupo de mujeres porteñas trabajan en la construcción de la granja marina y restaurante.
Un grupo de mujeres porteñas trabajan en la construcción de la granja marina y restaurante.

Mujeres de Puntarenas construyen, con apoyo del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), la Fundación Parque Marino del Pacífico, el Instituto de Desarrollo Rural (INDER), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), una granja marina y un restaurante flotante en Manzanillo de Puntarenas.

Las beneficiarias forman parte de Mujeres de Manzanillo en Desarrollo Cooperativo (Mudecoop), pero además fueron incluidas representantes de la Asociación de Mujeres de Coyolito, la Cooperativa de Mujeres y la Federación de Mujeres del Golfo.  En total se construirán seis plataformas flotantes. Las jaulas de cultivo de camarón, pescado y moluscos se distribuirán alrededor del restaurante, que será alimentado por paneles solares.

Mediante el desarrollo turístico se verán beneficiadas mujeres que habitan en la Isla de Chira, Parrita, el Golfo Dulce, Costa de Pájaros y Manzanillo al reactivarse la economía de las zonas pesqueras y promoverse el desarrollo comunal.

Productos como mejillón, camarón, ostra y pargo manchado serán algunos de los productos que generarán las mujeres, Se estima que, una vez finalizado el proyecto, se contraten alrededor de 20 personas de forma directa, sin tomar en cuenta los empleos indirectos en áreas como parqueos, pesca, transporte y alimento de camarón.

Al docente del Núcleo Náutico Pesquero del INA, Álvaro Gatgens, le corresponde asesorar y guiar la construcción, que tiene una duración de ocho meses, aproximadamente. “En la granja se va a cultivar el producto para consumo en el restaurante y venta al público. De esa forma, generarán ganancias”, puntualizó el profesor.

Además, estas mujeres, también se han capacitado en el INA en otros cursos como Manipulación de Alimentos, Cocina, Gestión Administrativa y Mantenimiento de Embarcaciones.

“El proyecto nos va a permitir generar ingresos y empleo. En la comunidad no existen fuentes más allá de la pesca artesanal.  Con la siembra de camarón, pescado y moluscos vamos a desarrollarnos económicamente e incluiremos a personas de la comunidad”, declaró Ana Cecilia Solís, gerente de Mujeres de Manzanillo en Desarrollo Cooperativo.

SBD aportó los materiales, el INA la capacitación, INDER los equipos para el restaurante, la Fundación Parque Marino del Pacífico los moldes de las plataformas flotantes y las jaulas, mientras que el IMAS, ayuda económica para que las mujeres puedan mantenerse mientras entra en funcionamiento el restaurante.

Comentarios de Facebook