ABUELITA MURIÓ DE COVID Y NO PUDIERON IR A SU FUNERAL

Por internet debieron ver el funeral de su abuelita que murió de covid. Foto tomada del perfil de Heiner Sánchez

Heiner Sánchez, vecino de Desamparados compartió en sus redes sociales las consecuencias de que el covid llegara a su familia, con el propósito de que quienes creen que no se trata de algo serio, comprendan que realmente puede cambiar vidas y dejar un dolor imborrable.

En su caso, incluso debieron seguir el entierro de su abuelita por zoom, una herramienta de internet para hacer transmisiones en vivo en grupo, dado que muchos miembros de la familia estaban en cuarentana por covid.

Su historia inició el 22 de junio, según narra Heiner Sánchez, cuando su abuela comenzó a enfermar, pese a que mantenían un riguroso protocolo de limpieza, a los días le hicieron la prueba del covid y dio positivo.

“En ese momento nos empezamos a preocupar por ella y porque mi papá era el que la cuidaba y pues en mi casa teníamos contacto con él. Al día siguiente, mi abuela se sentía muy mal, casi no podía respirar y fue hospitalizada. Nos decían que estaba estable respirando bien y eso nos tranquilizaba en mi casa porque solo nos decían una vez al día del estado de ella”, detalló.

“El día después nos llamó la enfermera que la atendía que íbamos a hacer una videollamada con ella para darle nuestro apoyo.  Nos sentimos muy felices y nos empezamos a alistar para que nos viera bien (Antes de todo eso en mi casa nos hicimos la prueba y todos salimos positivos y teníamos síntomas pero era leve) luego de estar listos y felices de poder verla, 10 minutos después recibimos una llamada diciendo que mi abuela había fallecido, en ese momento se nos vino el mundo abajo y no entendíamos el por qué si justamente íbamos a hablar con ella”, narró.

“El funeral fue por zoom y de 2 minutos literal, la impotencia y tristeza nos ganaba a todos. Luego de todo, la enfermera nos contó que le había leído los mensajes de apoyo que le habíamos enviado antes de todo, y contó que lo último que dijo fue “dígales a todos que los quiero mucho”. Al día después mi papá se sentía muy mal y también le costaba respirar, fue hospitalizado también. Teníamos miedo de repetir el mismo proceso”.

Su padre fue internado, y logró vencer al virus y salir tras una semana de estar hospitalizado, se mantiene aislado en un cuarto sin contacto con el resto de la familia, dado que toda la burbuja familiar tiene coronavirus.

“Decirle a alguien que ha pasado por esto que no existe el covid es lo peor. Esto es la realidad y solo los que lo hemos vivido sabemos lo grave que puede ser”, expresó don Heiner en alusión a quienes creen que el virus no es real, e incluso han realizado manifestaciones frente a Casa Presidencial.

Comentarios de Facebook