APRETADOS DE CAS, MORA, TAMARINDO Y AGUA DE ARROZ COMBATEN DESHIDRATACIÓN DE TRABAJADORES EN UNIDAD COVID

El Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, decidió combatir la deshidratación que pueden sufrir los trabajadores de las unidades covid con deliciosos apretados, de diversos colores y sabores.

La supervisora de enfermería de la unidad covid de ese centro médico, doctora Enid Montero, comentó que en carne propia ha vivido la desagradable sensación de estar deshidratada por el uso prolongado del equipo de protección personal que se debe de utilizar para ingresar a la sección donde se encuentran hospitalizados los pacientes positivos por covid-19

“Por mi experiencia con la utilización del EPP sé que con el paso de las horas uno pierde fuerza por la deshidratación, es indispensable la ingesta de líquido o algo refrescante, además, de un momento de relajación para volver a colocarse el equipo y entrar de nuevo a la unidad”.

Al ser la unidad covid un lugar de alto cuidado, no se permite ingresar utensilios como picheles con refresco o agua y tampoco vasos reutilizables, que normalmente son utilizados por el servicio de nutrición para la distribución de los alimentos, fue por esto que nació la idea de preparar los populares  “apretados”.

Desde hace una semana el personal de nutrición prepara apretados de cas, mora, tamarindo o agua de arroz, que luego son congelados y entregados al personal del área covid en su momento de descaso.
“En los diferentes turnos laborales, es el aporte y apoyo que podemos dar como servicio y todo el personal participa para que lleguen a tiempo a los compañeros”, comenta la doctora Ingrid Escalante, nutricionista .

Los funcionarios no obtienen solo la hidratación que requieren, sino que sienten por medio de ese gesto que el hospital de la  Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) valora la labor tan entregada que realizan cada día.

Comentarios de Facebook