ARRESTO DOMICILIARIO POR TRES MESES PARA CABECILLA DE ZAFARRANCHO EN HOSPITAL DE HEREDIA

El Juzgado de Heredia dictó tres meses de arresto domiciliario contra Marco Antonio Morales Albertazzi . Foto tomada de su perfil en facebook.

La Fiscalía Adjunta de Heredia solicitó prisión preventiva en contra de Marco Antonio Morales Albertazzi, quien es investigado como sospechoso de cometer los presuntos delitos de motín, resistencia agravada y amenaza a funcionario público.

Sin embargo, el Juzgado Penal rechazó la solicitud y en su lugar le dio arresto domiciliario con tobillera electrónica durante tres meses, sin permisos para salir de la casa, así como prohibición de mantener cualquier comunicación o dirigirse a funcionarios públicos o testigos; y prohibición de participar en cualquier tipo de disturbio público o de promoverlo por medio de redes sociales.

El Ministerio Público apeló la resolución, por lo que en estos momentos se encuentran a la espera que el Tribunal Penal programe una audiencia, en la que reiterará su petición de prisión preventiva.

El caso. Los hechos ocurrieron el pasado 26 de enero, en el hospital de Heredia, cuando Morales Albertazzi, en compañía de otras personas, entre ellas una diputada y candidata a la vicepresidencia de la República, habría llegado a manifestarse por el caso del menor internado, cuyos padres se negaban a que se vacunara contra covid.

Estas personas habrían ingresaron al hospital de Heredia, empleando violencia e intimidación hacia el personal, así como en contra de los miembros de Fuerza Pública que se encontraban atendiendo la situación. Según el despacho, ingresaron al centro médico sin cumplir con los lineamientos de medidas sanitarias por la situación de pandemia.
Posteriormente, por medio de redes sociales, Morales publicó un video en el que amenazó a los Magistrados de la Sala Constitucional. En la madrugada, la policía ubicó al sospechoso frente a los Tribunales de Heredia, pero este se mantuvo dentro de un carro por aproximadamente dos horas; luego fue detenido.

Por estos mismos hechos, a solicitud de la Fiscalía de Flagrancia, otras cinco personas se encuentran cumpliendo las medidas cautelares de prohibición a acercarse a 200 metros del hospital de Heredia, comunicarse con víctimas y testigos, y reunirse o manifestarse en espacios públicos. Se trata de los imputados de apellidos Ramírez Varela, Villalobos Leitón, Ramírez Alfaro, Corella Soto y Reyes Reyes.

 La Fiscalía también solicitó estas medidas cautelares en contra de una persona apellidada Brenes Chavarría, sin embargo, el Tribunal de Flagrancia ordenó su libertad sin medidas cautelares, por lo que el Ministerio Público apeló la resolución. Ahora se está a la espera de que se programe una nueva audiencia, en la que la Fiscalía reiterará su petición.

El caso en contra de Morales se sigue bajo la causa 22-000221-0369-PE, mientras que el expediente seguido en contra del resto de personas corresponde a la causa 22-000066-1094-PE.

Comentarios de Facebook