“BOMBETA” SE ROBÓ EL CORAZÓN DE LOS VECINOS DE FLORES

“A mi me llaman para ir a la clínica a traer medicinas, a sacar citas o a hacer cualquier mandado, me pueden contactar por Facebook, o a los teléfonos 8523-1513 o 8392-5822.

José Julián Cordero, es uno de los hijos queridos del cantón de San Joaquín de Flores, por ser un ejemplo de superación.

Nació con un problema físico, que le dificultaba movilizarse; sin embargo, eso no frenó sus deseos de surgir, y por ello con una bicicleta se dedicó a realizar mandados en el barrio siendo muy joven.

Poco a poco se fue ganando el cariño de sus vecinos, y con él llegó su apodo “Bombeta” debido a que su abuelo se dedicaba a elaborar pólvora.

“Toda la vida se ha dedicado a hacer mandados, joven me compré una moto para hacer mensajería, pero tuve un accidente, debí estar como 3 años en cama, pero con la ayuda de Dios y de quien hoy es mi esposa logré recuperarme y empezar de nuevo”, comentó.

Gracias a un amigo conoció una mujer amorosa a quien no le importaba que él estuviera en una cama debido al accidente, y con el ánimo por el suelo. Ella le dio amor y fuerza para hacerle frente a la rehabilitación.

Una vez que recuperó su movilidad, inició otra etapa: volver a su negocio de mensajería, pero ya no tenía moto ni podía volver a la bicicleta.

Sus padres le extendieron la mano y así pudo hacerse de una nueva motocicleta, que hoy es más que conocida en San Joaquín, ya que en ella hace todo tipo de mandados, desde llevar una gallina, hacer las compras de la feria, retirar medicinas o llevarle el almuercito a alguien.

“El muchacho que me chocó no tenía seguro, pero con la ayuda de mis papás pude comprar la moto, y toda la gente aquí en San Joaquín me quiere mucho, y saben que cualquier mandado que me encarguen yo lo hago, soy responsable a nadie le quedo mal”, comentó.

Precisamente la Feria Sembradores Unidos le hizo un reconocimiento a este luchador, quien muchas veces llegaba a hacer las compras, especialmente de adultas mayores que por la pandemia han optado por no salir y dejan en manos de “Bombeta” elegir los productos más frescos.

“Todos los días aparece algún mandadito. Muchos me valoran porque soy un ejemplo para personas jóvenes que están mejor en condición física que uno y ellos andan robando, en cambio uno anda trabajando responsablemente”, comentó José Julián luego del reconocimiento de Sembradores Unidos.

Comentarios de Facebook