CAMBIO LA LECHUGA POR FLORES COMESTIBLES

Doña Rosa Iris Alfaro Rojas cambió el cultivo de lechugas hidropónicas por flores comestibles, pero desde que el Covid llegó al país porque sus principales clientes eran los restaurantes. Aún cultiva las flores y las vende en su casa, desde una cajita en adelante, puede encargarlas al teléfono 8842-5433

Hace cuatro años dona Rosa Iris Alfaro, decidió innovar y cambiar sus cultivos de lechuga hidropónica para comenzar a producir flores comestibles, ya que en ese momento muchas personas dedicadas a la lechuga.

Hizo una importante inversión adquiriendo las macetas para cultivo, semillas y otros artículos necesarios para su proyecto, que solo se podían conseguir en el exterior, y el proyecto comenzó a crecer.

Las plantas se cultivan bajo un sistema de hidroponía se alimentan por goteo con nutrientes especiales que no afectan la salud. Se cuidan de los insectos de manera natural, con ajo o chile.

En el patio de su casa las plantas florecían y ella las preparaba y empacaba en cajitas para entregar a sus clientes, en mayoría empresas que surten a los restaurantes.

“Antes del Covid yo vendía unas 500 cajitas de flores por semana, pero apenas llegó esta enfermedad pasé a cero, pero desde el primer día, las ventas cayeron, ahora sigo cuidando las plantas, pero ya con menos productos porque no hay a quien venderle las flores”, comentó preocupada doña Rosa.

“Lo que hago con las flores me encanta, espero que pronto volvamos a recuperarnos y las flores se vuelvan a buscar, son muy alimenticias, tienen mucha vitamina, se pueden utilizar en ensaladas y se combinan hacen que el plato se vea bonito y aporta las vitaminas”, comentó

Pero también busca darle un valor agregado y ofrecer las flores deshidratadas, así se mantienen por más tiempo y pueden utilizarse para repostería o coctelería. Si desea probarlas, puede comunicarse al teléfono 8842-5433 o visitarla en Santa Bárbara de Heredia.

 

UN NUEVO PROYECTO

Como están acostumbrados a luchar, ya tienen preparado un nuevo proyecto para realizarlo en forma simultánea a las flores, mientras se recupera el mercado.

Con la asesoría del Ministerio de Agricultura y la Oficina Nacional de la Semilla tendrán un vivero de aguacate, de donde los productores puedan adquirir los árboles para sembrar, como parte del proyecto de aguacate que impulsa el MAG.

“El vivero ya está prácticamente listo, solo para empezar a trabajar, aquí vamos a sembrar las semillas y aquí mismo se va a injertar con la asesoría del MAG, para asegurar que sean árboles con las condiciones necesarias y que los productores puedan llevar de aquí listos para sembrar en las fincas”, comentó doña Rosa Iris.

Estarán sembrado las tres principales variedades de aguacate en un área de 700 metros cuadrados donde esperan producir seis mil árboles para iniciar, y luego ir creciendo conforme el proyecto se extienda en la zona.

Comentarios de Facebook