CARGILL OFRECE 100 PUESTOS DE TRABAJO

Cargill dispone de más de 300 vacantes para la región centroamericana, de las cuales más de 100 son en Costa Rica
Cargill dispone de más de 300 vacantes para la región centroamericana, de las cuales más de 100 son en Costa Rica

Lograr un empleo seguro en uno de los mejores lugares para trabajar y que hace la diferencia, se puede ver concretado a partir de ahora en Cargill Centroamérica, tal como lo conquistaron en su momento Gabriela Mora, en Nicaragua; Alejandra Cifuentes, en Guatemala; Josué Palma, en Honduras; y Juan Carlos Arroyo, en Costa Rica.

En la actualidad, Cargill dispone de más de 300 vacantes para la región centroamericana, de las cuales más de 100 son en Costa Rica. Las posiciones abiertas incluyen: auditores, líderes de proyectos, supervisores de operaciones, especialistas en control de calidad, laboratoristas, médicos, compradores, entregadores de productos, motoristas, cocineros, técnicos en mantenimiento electromecánico, refrigeración y electricidad, operarios para plantas de producción, personal de aseo, transporte, logística y ventas, entre muchos más.

Las fuentes oficiales de reclutamiento de Cargill para las plazas disponibles de empleo operativas, administrativas y/o ejecutivas son:

  • https://careers.cargill.com/es
  • Tecoloco: Guatemala, Honduras y Nicaragua.
  • Computrabajo: Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.
  • LinkedIn: Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

En Cargill las oportunidades de trabajo son para todas las personas sin distinción de género, orientación sexual, raza, política, religión, discapacidad u otra condición.

Quienes son parte de la empresa se sienten valorados y plenamente comprometidos con la compañía porque los impulsa hacia adelante y vela por su seguridad y bienestar. Gabriela y Alejandra dan fe de ello.

Juan Carlos Arroyo, tiene una discapacidad auditiva congénita y se desempeña como operador de aditivos de la planta de concentrados Cobesa de Cargill Costa Rica, sin que su discapacidad haya sido un obstáculo para encontrar un puesto en la empresa.

“Al entrar a trabajar en Cargill desarrollé varias habilidades que me complementaron como persona independiente. Esto me permitió ser más responsable y dar sustento a mi familia a pesar de mi discapacidad. Siempre me he sentido motivado, respetado, cuidado y comprendido por mis compañeros”, compartió Juan Carlos Arroyo, a través de un colaborador del mismo equipo que interpreta sus respuestas. Arroyo lleva 40 años en la compañía.

Uno de los valores de Cargill es poner siempre primero a las personas, por ello la compañía procura brindar beneficios y compensaciones competitivas dentro de la industria; mantener un balance de vida entre lo laboral y lo familiar; y propiciar el desarrollo de una carrera profesional sólida para el bienestar, estabilidad y realización personal de sus colaboradores.

“Todas las personas son bienvenidas, valoradas y escuchadas porque nos esforzamos en hacer la diferencia, construyendo un lugar de trabajo para ser los mejores y lograr transformar e impactar la cultura positivamente. En Cargill estamos demostrando que hay espacio y oportunidades para todos, y queremos atraer al mejor talento para ser parte de nuestros equipos de trabajo”, señaló Martha González, directora de recursos humanos de Cargill Proteína Latinoamérica

 

 

Comentarios de Facebook