CENTRO DE PATRIMONIO INSTA A MUNICIPALIDADES A CONSERVAR ANTIGUAS ACERAS DE PIEDRA

La Municipalidad de Heredia en el 2015 aprobó la metodología de trabajo con respecto al manejo de las piedras andesitas.

El Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural instó a varias municipalidades en cuyos cantones existen algunas aceras de piedra, a conservarlas y tratarlas con el cuidado que se merecen, dada su antigüedad y valor.

“La elaboración y colocación de las aceras de piedra canteada en varios cantones de Costa Rica se remonta al último cuarto del siglo XIX y principios del XX. En la mayoría de estas la técnica utilizada en su fabricación fue enseñada por expertos picapedreros italianos y bien acogida por nuestros artesanos, que la desarrollaron y difundieron en muchos pueblos costarricenses, convirtiéndose así en artistas y maestros creativos del cincelado”, apuntó Sonia Gómez, historiadora de esta institución cultural.

“Inicialmente, estas aceras se construyeron en las principales ciudades cabeceras de provincia, así como en los cantones más antiguos”, agregó la historiadora.

Por esta razón, mediante un oficio que fue dirigido a las municipalidades de San José, Heredia, Cartago, Alajuela, Oreamuno, Barva, Santo Domingo, Puntarenas, y Esparza, entre otras, se les recordó que su construcción es una muestra del desarrollo urbano de las ciudades, así como, de la búsqueda del mejoramiento estético y sanitario, y, por tanto, sinónimo de adelanto y progreso. Además, que tienen un gran valor simbólico para muchos ciudadanos y son consideradas como parte de la historia local y nacional.

La mayoría de las municipalidades canalizaron esta información a los departamentos correspondientes de Ingeniería, Gestión Vial o encargados de labores de mantenimiento. En el caso de Belén, por ejemplo, el tema se analizó en el Concejo Municipal (Sesión Ordinaria N°72-2023, del 12 de diciembre de 2023) y se tomó el acuerdo por unanimidad de solicitar a la administración municipal realizar un inventario de las aceras de piedra canteada que existen en este cantón herediano.

En dicha sesión, Ulises Araya, regidor suplente de Belén expresó: «… es muy prudente pedir el inventario, porque sin ánimo de decir que no hubo más, sí sé que hubo uno: el artesano de Belén, el cantero que labró esas piedras, fue don Rosario Villalobos, el padre de los Villalobos de acá. Esas piedras se sacaron de la roca volcánica del Barba que está en El Santuario. El Santuario fue, durante buena parte del siglo XX, una cantera. Se extraían las piedras que se moldearon y que se pusieron en la mayoría de los cascos centrales de los distritos, tanto de San Antonio como de La Rivera y La Asunción. La historia es bastante rica y valdría la pena que nosotros, como belemitas, intentemos conservar eso. En buena hora que llegue esta nota del Ministerio de Cultura y Juventud al respecto”.

En varios de estos cantones las antiguas aceras de piedra forman parte del entorno inmediato de algunas edificaciones declaradas patrimonio histórico-arquitectónico, por lo tanto, según el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, es imperativo su buen mantenimiento y conservación por parte de los gobiernos locales responsables de esta tarea.

Asimismo, se aclaró que, excepto unas secciones de las aceras del Parque Central de Cartago, las demás no están declaradas y, por lo tanto, no las ampara la ley 7555, Ley de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica.

Por otra parte, el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural reconoció en la misiva que en algunos casos su intervención es necesaria para garantizar el tránsito seguro del peatón, así como, cumplir con la ley 7600, Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad.

“Esta Dirección, insta a las personas que integran los concejos municipales, alcaldes, vicealcaldes, a las personas encargadas de labores de mantenimiento y otras funciones afines en las municipalidades de los cantones donde existen aceras de piedra canteada, a conservarlas y propiciar los medios necesarios para protegerlas, para lo cual, manifestamos nuestra total disposición en asesorar esta tarea cuando sea necesaria una intervención y se nos consulte”, manifestó Sully López Ruiz, jerarca del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

Además de la Dirección, las personas profesionales de Historia, Arquitectura y Antropología, funcionarias del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, manifestaron interés y preocupación por su buen manejo, así como la disposición para brindar la asesoría técnica a las municipalidades.

Comentarios de Facebook