CEUNA: UN EJEMPLO DE CONCIENCIA AMBIENTAL

En su Finca Monte Cantor, en donde se encuentran sus instalaciones, el CEUNA incluye dentro del horario espacios para trabajo de campo en proyectos ecológicos y módulos experimentales, para fortalecer su eje motor de sostenibilidad.

Por María Carrillo

Un sueño hecho realidad es el Centro Educativo Universitario Para Niños y Adolescentes (CEUNA), ubicado en San Miguel del Palmar en San Rafael de Heredia pues educa para la libertad y forma personas ambientalmente alfabetizadas, ya que tiene como eje motor el Desarrollo Humano Sostenible (DHS).

Un espacio educativo sostenible

Hace más de 30 años se creó la Asociación de Desarrollo Educativo de Empleados de la Universidad Nacional producto de la visión de docentes universitarios que en su día a día marcaron huella con el compromiso propio y de la sociedad para preservar y mejorar las condiciones ambientales del país.

En su andar crearon una institución que contribuyera con el mejoramiento social, cultural, educativo y llevara a la comunidad programas y proyectos mediante la vivencia social, humana y ecológica de las familias de los educandos y de la población nacional, en procura de una alfabetización en desarrollo humano sostenible.

Esta tarea le ha permitido al CEUNA cumplir con el compromiso de realizar programas de educación formal y educación abierta. Asimismo, ha participado en el programa Bandera Azul Ecológica desde el año 2004, y en los últimos años ha recibido el máximo reconocimiento de 5 estrellas.

Centro de Acopio modelo

Las acciones que desarrolla el CEUNA, son reconocidas por proyectos internacionales como la Carta de la Tierra.

En esta oportunidad interesa describir su centro de acopio modelo, que permite a los estudiantes junto con sus familias, practicar su compromiso de manejo de desechos e impartir charlas en instituciones y empresas, dando testimonio de su experiencia.

En su Finca Monte Cantor, en donde se encuentran sus instalaciones, el CEUNA incluye dentro del horario espacios para trabajo de campo  en proyectos ecológicos y módulos experimentales, para fortalecer su eje motor de sostenibilidad.

En esos módulos es donde se ubica el de Gestión Integral de Residuos y Uso Racional del Recurso Energético que administra el Centro de Acopio institucional y brinda capacitación a docentes y estudiantes, para la adecuada recolección de los residuos que los estudiantes traen de sus casas y de los que se producen internamente.

La profesora de Estudios Sociales y Educación Física, Hilean Sánchez Alvarez desde hace cuatro años es la encargada de coordinar este programa que semana a semana, todos los jueves, reúne en las primeras tres horas de la mañana a los estudiantes y sus docentes en la entrega y separación de los residuos sólidos que traen de sus casas.

Es una tarea compartida y supervisada, que previamente fue preparada con una lista que se le dio a los padres al inicio del curso lectivo de lo que se debe seleccionar en el hogar y en familia, para que seco y limpio sus hijos lo lleven y así participar del ejercicio ecológico.

No solo ese día estudiantes y docentes realizan acciones ambientales, pues durante su permanencia en el CEUNA se está atentos a que se cumplan las normas de resguardar la cadena de depósito y clasificación de los materiales que pueden ser valorizables y que provienen de las meriendas y de la soda comedor.

Estas acciones propician cambios de actitud, producto de la práctica del autocontrol, el diálogo y la reflexión, así es como la educación ambiental se convierte en uno de los pilares que sostiene la oferta educativa del CEUNA.

Karla Aguilar Vargas dirige esta institución educativa que con su programa de manejo de desechos sólidos nos da ejemplo de trabajo y ahorro de dinero, energía y agua y evita que productos desechados terminen en el basurero y se revaloricen al ser entregados a una empresa recolectora que los entregará al reciclaje.

 

Si no cumple condiciones se devuelve

Entre los proyectos para este año, buscarán trabajar con ecoblock, hacer estructuras para la recreación, maceteras para el mariposario

El trabajo que realiza la Profesora Sánchez de supervisar la clasificación y el orden son dinámicas que en nuestros hogares debemos aprender. El CEUNA sigue los lineamientos de la Estrategia Nacional de Reciclaje y busca crear y fortalecer los hábitos de docentes, estudiantes y sus familias; cuando llega algún material que no cumple los requisitos y no es valorizable se devuelven al hogar.

Esto no se sorpresa, sino aprendizaje para los padres, pues ya a ellos al explicarles los valores de la Institución y la malla curricular se les brindó la información detallada y en la segunda reunión del año se refuerza la importancia de fomentar el  hábito para que se haga un estilo de vida a los hogares.

La empresa a la que le entregan el material da un incentivo económico para mantener las necesidades del centro de acopio y permitir la continuidad del módulo. Cada residuo (periódicos, tetra pack, latas de alimentos, botellas plásticas, vidrios y cartones limpios y secos)  tiene un valor diferente, se les reconoce económicamente por su peso.

 

Vínculos interinstitucionales

También durante el año hay actividades donde se comparte con todos quienes conforman la comunidad educativa y se coordina con instituciones que a su vez desarrolla actividades ambientales.  Paralelamente a ellos se maneja un proyecto de compost con los residuos orgánicos que se producen en el centro educativo.

Con la escuela de la comunidad del Palmar se ha tratado de hacer un vínculo y aunque  la pandemia fraccionó algunas tareas esto se va a retomar nuevamente y coordinar a nivel comunal sigue siendo aun un reto.

También se comparte la experiencia con estudiantes de la Universidad para la Paz, centros educativos interesados y otros, por ejemplo llegan estudiantes de la U para la Paz y quienes hacen trabajo comunal. Los docentes participan, pues saben que con el ejemplo contribuyen a que los estudiantes desarrolle el hábito.

Los estudiantes llevan el material de reciclaje de sus hogares ya que desde el momento de la matrícula, los padres se comprometen también con los valores de la institución.

Nuevos proyectos

Para el año 2023 se han propuesto recobrar el nivel que llevaban antes de la pandemia del Covid, se planea hacer una vitrina en metal con vidrio y varios compartimientos con material orgánico para ver el proceso de descomposición de los residuos y hacer conciencia de la adecuada clasificación.

Además buscarán trabajar con ecoblock, hacer estructuras para la recreación, maceteras para el mariposario y utilizar tapitas plásticas en mural para que los estudiantes utilicen las erres ambientales de diferentes modos.

Las acciones del manejo de desecho son sostenidas y tienen estela, aprovecharon en su oportunidad el programa de la Dos Pinos para entregar el Tetra Brick y acondicionar sus espacios con mobiliario reciclado.

Heredia cuenta con el CEUNA, una institución de lujo y ejemplo ambiental, vale la pena saber y aprender de sus acciones que son reconocidas por proyectos internacionales como la Carta de la  Tierra.

Comentarios de Facebook