DEMOLERÁN CENTRO DE ATENCIÓN A PERSONAS CON DISCAPACIDAD PARA HACER UN PARQUE

Un centro que atiende a personas con discapacidad será demolido, luego que la Asociación del Residencial La Cabaña inició el proceso legal para obtener este espacio y en él hacer un parque, dado que por un error la Municipalidad de San José inscribió el terreno a nombre de esa organización, según explicaron los representantes del Instituto Andrea Jiménez, ubicado en San Francisco de Dos Ríos.

“Es muy triste pensar en que, sin importar el valor único de la institución, procederán a demoler esta institución que fue creada con un fin noble y que todos los días cumple con el propósito de darle esa oportunidad a una población que necesita una atención y un lugar especial y adecuado a sus necesidades”, comentó Silvia Mora Monge, directora administrativa del Instituto.

Existe una sentencia de la Sala I que ordena el desalojo del Instituto debido a un error material por parte de la Municipalidad de San José en el que se inscribió mal el terreno que fue donado, siendo la Asociación Específica para el Mantenimiento del Residencial La Cabaña la que inició el proceso legal para obtener este espacio.

Las instalaciones tienen una extensión de 1.500 metros, 9 aulas y los salones de terapias y las áreas comunes, una amplia zona verde y un vivero de hidroponía se demolerán para dar paso a un parque público, esto pese a que el mismo gobierno ha reconocido la necesidad de mejorar la infraestructura escolar en todo el territorio nacional debido al deterioro y/o clausuras por el mal estado de algunos centros.

No todos los vecinos están de acuerdo con las acciones de la Asociación, como doña Yamileth Vargas, una vecina que tiene más de 22 años de residir en este sector y reconoce el gran amor que reciben los estudiantes en la institución, así como los beneficios de las terapias que ahí se les da a todos.

“Me parece que esto es un capricho de algunos dirigentes porque ese terreno cuando estaba abierto se prestaba para el uso de drogas y hasta para delincuencia, entonces uno se pregunta para qué hacerle daño a una población que de verdad requiere de todos los servicios que ahí les dan, así como sus familias porque muchos son becados”, señala.

Por su parte, los representantes del Instituto Andrea Jiménez aseguran ser respetuosos de la ley y de las decisiones jurídicas y se han acercado a otras municipalidades en busca de un apoyo sobre todo para conseguir algún terreno en el que se puedan construir las nuevas instalaciones.

Además, necesitan los fondos para que la nueva escuela cuente con las mismas características a la actual y pueda recibir como siempre lo ha hecho a una población que requiere y merece una atención de calidad.

Actualmente el Instituto Andrea Jiménez recibe a cerca de 90 estudiantes y usuarios que son parte de sus dos programas educativos (Centro de Educación Especial “IAJ” y el Programa de Atención de Adulto “PAJI”).

Esta institución brinda una educación especial de calidad a personas con discapacidad, por medio de procesos formativos vivenciales que fomentan la estimulación del desarrollo inclusivo y ofrece programas educativos pioneros que permiten mejorar la calidad de vida y facilitan la autonomía e inclusión a la sociedad de sus estudiantes.

Hoy, tanto el personal de la institución como los padres de familia hacen un llamado para que las autoridades colaboren con el tiempo prudencial para lograr encontrar otro terreno y poder construir un nuevo centro educativo sin provocarle una mayor afectación a quienes reciben educación en este lugar.

Comentarios de Facebook