DESTINO INCIERTO: LA REALIDAD DE LOS MILES DE USUARIOS DEL INCOFER EN LA RUTA SAN JOSÉ-HEREDIA

  • Falta de recursos, incertidumbre en proyectos a corto plazo y daños estructurales, son la realidad de la institución ferroviaria.

Por Byron Agüero Ruiz – byron.aguero@ulatina.net

El servicio del tren de la ruta Heredia – San José representa un riesgo muy alto en la actualidad para los miles de usuarios que utilizan el transporte diariamente, debido a las malas condiciones de los vagones, el mal estado de algunas zonas por donde transitan las unidades y la incertidumbre en la ejecución de proyectos necesarios para la institución en el corto plazo.

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) es uno de los servicios públicos más utilizados por los costarricenses en la actualidad. Según cifras de la institución, en 2022 transportaron 2.580.317 pasajeros.

A pesar de los distintos itinerarios que el Incofer ofrece en el país, el servicio Heredia – San José es uno de los más concurridos ya que representa el 36% de los usuarios transportados en todo el 2022, es decir, más de 900 mil personas, sin embargo, es una de las rutas que más retos y problemas enfrenta en la actualidad.

Para entender la situación actual de este trayecto, hay que dividirlo en puntos clave:

  • Actualidad del servicio:La ruta San José – Heredia es utilizada por más de 930 mil usuarios, según las cifras del informe de estadísticas operativas del Incofer de 2022 y a nivel de ingresos, la institución registró alrededor de ₡33 millones menos de lo esperado en este trayecto el año anterior.

    Gráfico de lo recolectado en colones – Fuente Incofer.

María Fernanda Arias, vocera de la institución, reconoció que el Incofer es una institución con una compleja situación financiera, por lo que requieren de un importante aporte estatal para poder salir a flote con las necesidades institucionales.

“Cuando no llegamos a la expectativa monetaria que pensábamos sí hay cosas en las que se deja de invertir”, dijo Arias en una entrevista el pasado lunes 07 de agosto.

Para el 2023, la institución proyecta mantener el servicio para la misma cantidad de personas que el año anterior y transportarlos principalmente en los trenes ‘estilo apolo’, los cuales tienen una capacidad para 180 personas y que fueron reconstruidos hace más de 20 años cuando operaban en España, país donde fueron adquiridos en 2009.

Tren estilo apolo en la terminal de Heredia centro. Fotografía por Byron Agüero.
  • Infraestructura de las unidades

Los trenes Apolo del Incofer que transitan por la ruta San José – Heredia presentan visibles daños estructurales como lo son:

Filtraciones de agua

Ventanas del tren estilo apolo cuando comienza a llover. Fotografía por Byron Agüero.
Los huecos en los techos provoca que cuando llueve, el agua ingrese en las unidades. Fotografía por Byron Agüero.

 

Huecos en los techos de las unidades

Techo del tren estilo apolo. Fotografía por Byron Agüero.

 

Capacidad reducida

En la primera imagen el tren estilo apolo que opera mayoritariamente en la ruta San José – Heredia y en la segunda fotografía, el tren DMU el cual transita mayor cantidad de unidades en la ruta de San José – Cartago.

Los trenes Apolo tienen una capacidad para 180 pasajeros sentados y de pie por vagón. Los trenes DMU o mejor conocidos como “trenes nuevos” tienen más del doble de capacidad, 372 pasajeros.

Esta situación ocasiona que muchos de los servicios de la ruta San José – Heredia viaje con trenes llenos, lo que se traduce en incomodidad dentro de las unidades. El Incofer, ante este panorama menciona que “el costarricense no está acostumbrado a viajar apretados como en otros países”.

Además, la institución señaló que los trenes Apolo tienen una vida útil de un máximo de tres años y medio, situación que genera incertidumbre y descontento a los usuarios de esta ruta.

Según el Informe anual 2022 del Incofer, las unidades sufrieron 26 colisiones de enero a diciembre del año anterior. El 61% de esas colisiones fueron en la ruta San José – Heredia.

 

¿Qué opinan los usuarios de esto?

Pablo César Arias, vecino de Heredia de 23 años.

Pablo, vecino de Miraflores en Heredia, utiliza el tren hasta tres veces por semana en los horarios de la mañana y tarde por cuestiones de estudio. El usuario mostró su inconformidad al saber que a los trenes apolo le restan tres años más de vida útil y probablemente el Incofer no tenga nuevas unidades para ofrecer el servicio.

“Como todo aquí en Costa Rica, siempre tratan de sacarle el jugo a todo, entonces va a costar que cambien las unidades y nos vamos a tener que acoplar a eso”, dijo Pablo.

Lindsay Leandro, vecina de Cartago de 25 años.

Lindsay reside en Cartago, pero trabaja en Heredia, por lo que tiene que utilizar ambas rutas de tren. Al utilizar el servicio diariamente por temas laborales, dijo estar insatisfecha con la poca cantidad de vagones por ruta y el estado de los trenes estilo apolo.

“Los trenes viejos (apolo) a veces huelen mal por la falta de aire acondicionado. Saber que le quedan 3 años de vida útil me hace sentir decepcionada de Incofer”, mencionó.

Fernanda Arias, vocera del Incofer, se refirió al tema y dijo que “los trenes estilo Apolo están casi finalizando su vida útil. Estimamos que según las unidades, les queda entre dos años y medio o tres años. Algunos de ellos están recibiendo un mantenimiento semanal y algunos diarios para poder mantener su vida útil”.

En la “Encuesta de percepción y satisfacción de las personas usuarias del servicio de tren del GAM 2022” hecha por el Incofer a 719 personas que utilizan el servicio, los resultados mostraron la inconformidad de los usuarios en:

  1. Espacio disponible en los trenes: Del 100% de los usuarios encuestados, un 47% lo califican como regular y un 34% como deficiente. Solo el 19% lo considera como excelente.
  2. Facilidad de acceso de acuerdo con la Ley 7600: De la totalidad de personas encuestadas, un 41% lo considera regular, un 11% como deficiente y el 49% como excelente.

3. Disponibilidad de espacios preferenciales: Un 41% de los usuarios lo considera regular, el 21% como deficiente y el 39% lo califica como excelente.

4. De la misma forma, en dicha encuesta, los usuarios calificaron la limpieza interna y externa de las unidades estilo Apolo como excelente (59%) y regular (35%) principalmente.

  • Riesgos en las rutas donde transita el tren

En la actualidad el servicio del tren Heredia – San José tiene como destino seis diferentes paradas: Heredia centro, Miraflores, Santa Rosa, Colima, Calle Blancos y Estación Atlántico (UCR y Universidad Latina también, en tres servicios al día de dicha ruta).

Las unidades del Incofer transitan hasta 46 veces de lunes a viernes por estas rutas, sin embargo, el deterioro de puentes y líneas férreas es notorio, con líneas con corrosión por la oxidación, vías que transitan por zonas riesgosas y puentes en mal estado.

 

Puente Virilla (“Puente negro”) ubicado en Santo Domingo de Heredia entre la estación de Colima en Tibás y Santa Rosa en Heredia.

“El plan de mantenimiento que tiene Operaciones de las vías férreas es semanal. Los compañeros de vías y estructuras hacen inspecciones durante todas las semanas en distintos puntos e identifican cuáles son las estructuras que pueden tener algún riesgo y se intervienen”, mencionó Fernanda Arias, vocera de la institución.

De la misma forma, el Incofer aseguró que en Heredia intervendrán tres puentes, específicamente en San Antonio de Belén, San Joaquín y el Puente Virilla, mejor conocido como ‘Puente Negro’. En este último, el estado de la estructura es de alto riesgo por el mal estado de las líneas férreas y los soportes en la base del puente.

Puente Negro ubicado en Santo Domingo de Heredia con visible corrosión y mal estado en las bases. Fotografía por Byron Agüero.

Ante tal situación, el Incofer mencionó:

“Mediante Proyecto de Ley Expediente N°23.635 del Contrato de Préstamo N°2317 entre el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Gobierno de Costa Rica, para la obtención de recursos que financiará el programa de emergencia de la reconstrucción integral y resiliente de infraestructura del país (PROERI); el cual, se encuentra en la corriente legislativa para su aprobación, INCOFER busca intervenir dicho puente”.

El Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (LanammeUCR) se refirió a las recomendaciones que hace al Incofer para intervenir las estructuras donde, a pesar de que no trabajan en conjunto, realiza trabajos bajo la solicitud a través de la Rectoría de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Como parte de estas recomendaciones, Lanamme recomendó intervenir el puente del río Virilla en el ramal Pavas-Belén, donde, en el informe técnico EIC-Lanamme-INF-0637-2022 la institución recomendó “mantener el cierre del puente mientras se realizan las gestiones para atender en el corto plazo las deficiencias observadas” y concluyó que “durante la inspección se determinó que las deficiencias responden a la ausencia de un sistema de gestión de puentes que incluya un programa sistemático de inspección y conservación de los puentes, que permita realizar la atención oportuna de las deficiencias para evitar que aumenten en severidad o extensión”.

Lanamme en dicho informe señala que el puente posee deficiencias como:

  • Corrosión generalizada.
  • Remaches sueltos por aparente fractura que han provocado el movimiento de las vigas de piso longitudinales sobre la pila.
  • Corrosión y descascaramiento del sistema de protección de los remaches y placas.
  • Reducción de la sección y fractura en pernos de anclaje con el bloque de cimentación.

Las observaciones requieren una intervención inminente ya que, como parte de las afectaciones, el estado del puente puede reducir la capacidad de carga, provocar el cierre de la vía y reducir la estabilidad lateral del puente.

Vista lateral del costado sur (aguas abajo) del puente en el ramal Belén-Pavas. Fotografía por Lanamme.
  • Crisis financiera / Planes a corto plazo:

Ante el difícil panorama que enfrenta el Incofer y la urgencia de reparar las vías férreas, estructuras y adquirir nuevas unidades, el futuro es incierto, pues la institución sigue en la búsqueda de compra de más trenes y lo hace contrarreloj ya que, en 3 años, mucha de su flotilla terminará su vida útil.

“El INCOFER está gestionando y haciendo un estudio de mercado y tocando diferentes puertas a nivel mundial para ver qué opciones de equipo ferroviario podemos obtener a nivel mundial para venir a suplir esas necesidades de transporte ferroviario que nosotros tenemos. Consideramos que podríamos requerir entre 10 y 16 unidades”, dijo Fernanda Arias, vocera de la institución.

El ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Luis Amador, se refirió a las necesidades del transporte público en Costa Rica en una entrevista en el programa “Nuestra Voz” donde aseguró que él “no le mentirá al país” porque, se ha hecho un análisis para poder ofrecer un sistema de trenes modernos, pero que actualmente la institución no tiene los recursos suficientes para hacerlo.

Presupuesto 2023

En el Presupuesto Ordinario 2023, el Incofer informó que la institución contará este año con recursos de ₡7.869.956.897 según sus ingresos. Esta cifra representa un 3% más que el presupuesto ordinario de 2022.

El MOPT transfiere más de dos mil millones de colones al Incofer para el financiamiento de los de proyectos de mejoramiento de la Red Ferroviaria Nacional (RFN), la maquinaria y el equipo, servicios de conducción, logística de los servicios ferroviarios, señalización semafórica, según el proyecto de ley DM-2022-1699 de fecha 21 de abril de 2022.

¿Cómo invertirá el Incofer el presupuesto en 2023 en mantenimiento y reparación?

 

En este 2023, el Incofer cuenta con ₡29 millones más de presupuesto que en 2022 para el mantenimiento y reparación, el cual, según el presupuesto ordinario 2023, dividirán de la siguiente forma:

  • Desafíos y soluciones:

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) asegura que, la única forma de crecer en demanda y en frecuencias, es contar con más equipo ferroviario, sin embargo, los problemas financieros de la institución lo impiden.

Como parte de las estrategias utilizadas por el Incofer, es trabajar con algunas instituciones para solventar algunas necesidades, como lo es el caso específico de la Municipalidad de Heredia quien, ayudó en la rehabilitación de la estación de Heredia y la vía en placa de concreto, que se refiere a la habilitación de solo los rieles y lo demás con concreto a nivel de la calle.

Estación de Heredia centro renovada en 2019 por la Municipalidad. Fotografía por Byron Agüero. 

“Hemos tocado las puertas mediante alianzas y convenios con otras instituciones para proyectos específicos, inclusive con las municipalidades. Las municipalidades se han vuelto grandes aliados con la institución para poder generar temas de infraestructura”, explicó Fernanda Arias, vocera del Incofer.

Sin un futuro claro

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) ofrece un servicio altamente demandado en Costa Rica en la ruta San José – Heredia, donde los usuarios lo utilizan para transportarse por temas de trabajo, estudio u otras razones; sin embargo, el futuro de las unidades e itinerarios con los que sirve están en riesgo por temas de infraestructura, poca vida útil de las unidades, falta de presupuesto y estructuras en mal estado.

Los usuarios muestran preocupación e incertidumbre por el futuro próximo de la institución, donde no existe una planificación a corto plazo. En la presidencia ejecutiva, junto a la gerencia de operaciones seguirán en la búsqueda de opciones en distintos países como Japón, España y China, para fabricar equipos con las características técnicas del país y que puedan solventar las necesidades de equipo ferroviario, según lo indicó la vocera de la institución, María Fernanda Arias.

Ante todos estos panoramas y escenarios, se evidencia que el Incofer como institución sigue en la búsqueda de alternativas para atender las urgencias que el servicio requiere, lo que provoca que alrededor de cinco mil pasajeros diarios de la ruta San José – Heredia sigan a la espera de respuestas.

Comentarios de Facebook