ECONOMISTAS RECOMIENDAN CENTRAR LOS GASTOS EN NECESIDADES BÁSICAS

Imagen ilustrativa. Archivo TEC.

El incremento en los precios del combustible y la contención de algunas materias primas provocadas por la guerra entre Ucrania y Rusia continúan afectado al mundo entero y aunque Costa Rica se ha visto perjudicada en menor medida en comparación con otros países, las consecuencias sí las está sintiendo la población con el aumento en el costo de la vida.

Elizabeth Morales, Subgerente de Coopecaja y economista explica que existe una incertidumbre por el incremento en los precios de la mayoría de los bienes y servicios.  “El comportamiento de la inflación interanual del abril del año pasado al mismo mes de este año es de una inflación acumulada del 7% como un efecto que se está registrando por los choques externos”, señaló.

El problema –según detalla Morales- es que, aunque el Banco Central está tomando medidas para contener el efecto inflacionario, el impacto para el consumidor no se puede contener tan rápidamente a nivel de su bolsillo, de manera que la disponibilidad de recursos para el consumo básico que tenemos a nivel de hogares seguirá siendo mayor al que teníamos meses atrás.

“El consumidor y la población seguirá gastando más al momento de utilizar el servicio del transporte propio o público y cuando visite el supermercado y por ende el poder adquisitivo está disminuyendo”, señaló la Subgerente de Coopecaja.

Ante esta realidad, lo recomendado a implementar en estos momentos es elaborar un presupuesto considerando el ajuste en los precios del combustible, bienes de consumo básicos, mientras se vuelve a una relativa normalidad con el tema del abastecimiento del combustible y llegada de materias primas.

“La estrategia es ser estrictamente cuidadoso con nuestro presupuesto, tratar de medir cuidadosamente lo que vamos a consumir y adquirir los bienes de primera necesidad y de mayor consumo como alimentación, recibos de servicios públicos, transporte y disminuir líneas que no son necesariamente imprescindibles para la vida cotidiana como los paseos, entretenimiento”, explicó Morales.

Para la economista una buena alternativa es buscar o cambiar los mecanismos de entretenimiento, como realizarlos en casa o hacer las actividades de forma tal que se pueda bajar línea de gasto “Es momento de ser muy cuidadoso y de direccionar los recursos de manera eficiente y cautelosa siempre cuidando el no estresarnos más por el tema del consumo”.

Comentarios de Facebook