ESCULTURA DE TORTUGA GIGANTE PARA PROMOVER LA CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE

El Banco Nacional realiza diferentes estrategias en pro del ambiente como la elaboración de la escultura de una tortuga baula de 6 metros de largo por 6 de ancho, como iniciativa para motivar a las personas a construir viviendas con elementos sostenibles y amigables con el ambiente.

Quienes visiten Playa Mantas del cantón de Garabito verán una escultura impresionante, se trata de una hermosa tortuga baula de 6 metros de largo por 6 de ancho, como una iniciativa del Banco Nacional para la construcción de viviendas con elementos sostenibles y amigables con el ambiente.

 

El diseño de la tortuga baula fue realizado por la funcionaria Natalia Pereira de la oficina de Tobosi, para representar una tortuga bebé saliendo de un huevo, en donde la cáscara del huevo simboliza el mapa de Costa Rica y en conjunto el Banco Nacional, que trabaja por las metas ambientales del país.

 

Esta iniciativa es parte de la calificación sostenible que otorga la entidad bancaria a nivel interno mediante el financiamiento de Vivienda Ecoamigable, la cual fue creada por los funcionarios Juan Carlos Garro Fallas, Jorge Zeledón Vargas y Alejandro Araya Núñez que laboran como peritos de la Sección de Ingeniería y Valuación, en conjunto con la Dirección de Productos de Crédito del Banco Nacional.

“Para crear una vivienda eco amigable, se necesita una concepción sostenible desde mucho antes de solicitar un financiamiento, es decir desde que la persona empieza a planear su ubicación, su tamaño, los materiales, su transporte, la mano de obra que va a utilizar y hasta el manejo de los desechos. En esta tarea, el Banco Nacional quiere fomentar en sus clientes una conciencia más ecológica a la hora de comprar, construir o remodelar su vivienda, para brindarles más beneficios en su financiamiento, con el consecuente ahorro en su bolsillo y el bienestar saludable de su familia”, explicó Vanessa Flores, directora de Productos de Crédito del Banco Nacional.

Gracias a esta matriz de calificación sostenible se pueden categorizar las viviendas que tengan algún parámetro de sostenibilidad en los siguientes tres niveles: Baula, Danta y Jaguar, que se traduce en mejores soluciones habitacionales, ahorro en el financiamiento, construcción y en costos de mantenimiento de la vivienda a largo plazo, entre más componentes ambientales tenga la vivienda, mejores condiciones financieras le ofrecerán a quien busca el crédito.

“Se trata de un programa para estimular el financiamiento de la vivienda ambiental, social y constructivamente responsable con el ambiente. La calificación sostenible que ofrece el Banco Nacional es novedosa en el mercado y con ella se pretende generar grandes beneficios que van desde menores costos de mantenimiento y financiamiento del proyecto; hasta ahorros de agua y energía a largo plazo; la creación de espacios más seguros y saludables para la familia y un proceso constructivo más sostenible”, agregó Flores.

Comentarios de Facebook