HERMANAS TIBACEÑAS SE VACUNAN JUNTAS CONTRA COVID

La vida de dos hermanas tibaceñas ha estado llena de coincidencias y momentos claves dice doña Lidieth Monge Ruiz de 82 años y vecina de Cuatro Reinas.

Ella y su hermana Beliza Monge Ruiz de 88 años comparten casi el mismo número de cedula, visten con colores parecidos y su número de cédula solo cambia en el último digito, es decir, ambas tienen los primeros 8 numerales iguales solo que una termina en 031 y la otra en 032.

Después de ocho décadas de haberlas inscrito como ciudadanas costarricenses vivieron un momento trascendental para ellas  que tiene un gran significado: las vacunaron en la misma área de salud y al mismo tiempo.

“Estamos muy contentas; hemos esperado muy ansiosas este momento y la hora llegó. Para nosotras es muy importante porque creemos en la vacuna y valoramos la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que, por cierto, es como nuestra hermana menor porque Beliza tiene 88 años, yo 82 y la Caja 80” contó doña Lidieth Monge.

Estas hermanas llegaron más que puntuales al área de salud Tibás – Uruca- Merced para recibir la primera dosis contra covid-19.

“Madrugamos para no sufrir ningún atraso, nos citaron a las 8:00 de la mañana, pero a las 7:40 a.m. ya estábamos presentándonos ante el personal de salud para que nos vacunaran y a las 8:12 a.m. teníamos las mangas arrolladas para recibir la vacuna de la esperanza” comentó la tibaceña.

El área de Salud Tibás – Uruca – Merced tiene identificadas 10145 personas mayores de 58 años que son las que están en el segundo grupo de vacunación en Costa Rica.

“Trabajamos de manera muy organizada para que se cumplan los protocolos de vacunación. Citamos a 24 adultos mayores por hora, tenemos dos grupos de vacunación y personal de redes, odontología y enfermería que nos ayuda a que todos ellos guarden la distancia de 1.8 metros” explicó la doctora Evelyn Solano Castro, directora de Enfermería de la conocida Clínica Clorito Picado o área de salud Tibás – Uruca – Merced.

Los colaboradores que están con la atención de pacientes para vacunarlos son de varios servicios porque en esta área de salud el objetivo es trabajar en equipo. Scarleth Zamora, Lilibeth Jenkins, Tania Acosta, Luisa Berrios, Vasthi Zúñiga, Wendy Salazar, Gabriela montolla y Andrés Martínez Roque son algunos de los rostros humanos que reciben a los adultos para ponerles la primera vacuna contra el virus SARS CoV-2.

“Nuestra estrategia es vacunar primero a las personas de 90 años en adelante, luego seguimos con las de 80 como es el caso de las dos hermanas Beliza y Lidieth, luego seguiremos con las de 70 hacia arriba y así paulatinamente. Si un adulto mayor viene acompañado de otro adulto mayor a 58 años valoramos en caso y lo vacunamos de una vez para evitar otra salid a la clínica” expresó la directora d Enfermería.

El área de salud Tibás – Uruca – Merced también inició con el programa de visita domiciliar para vacunar pacientes encamados o que su condición no le favorezca para llegar hasta el establecimiento de salud.

Comentarios de Facebook