El Hospital Siquiátrico Roberto Chacón Paut introdujo una terapia grupal para enfermos con padecimientos similares, lo que les permite compartir experiencias para comprender mejor su padecimiento

El Hospital Siquiátrico Roberto Chacón Paut introdujo una terapia grupal para enfermos con padecimientos similares, lo que les permite compartir experiencias para comprender mejor su padecimiento, mejorar sus habilidades sociales y ayudarles en la solución a los problemas que surgen en la vida cotidiana.

Se trata de la Unidad de Patología Dual, un programa de atención con sesiones diarias, pacientes en grupo y la participación de diferentes profesionales que intervienen en una conversación que facilita la atención de la salud mental.

Una vez analizado cada caso los pacientes se incluyen en grupos donde se participan; Terapia Física, Psicoterapia, Enfermería, Nutrición, Terapia Ocupacional, Trabajo Social, Sicología y Psiquiatría.

Las reuniones no solo se centran en la conversación, sino que incluyen el contacto con la naturaleza y la exposición al sol de la mañana, pues esos elementos funcionan como tratamiento complementario a las dinámicas que se hacen.

La doctora Carolina Montoya Brenes, directora del Hospital  sostiene que gracias al programa el paciente se adhiere a una rutina de trabajo y donde el objetivo principal es fomentar la motivación al cambio y la estabilidad emocional.

“Este nuevo modelo de internamiento breve viene a dar solución a aquellos casos que por la complejidad de su padecimiento requieren aislarse de los entornos sociales para lograr la abstinencia de consumir drogas” mencionó la doctora Montoya.

Milagro Espinoza Jiménez, jefe a.i de Trabajo Social de ese centro médico, refiere que las investigaciones en el campo de la Patología Dual, demuestran que cuando la intervención social individual se ofrece en combinación con terapia de grupo se logran resultados positivos.

“La atención grupal se ofrece para aprovechar el refuerzo social que brinda el diálogo entre personas que comparten problemas y vivencias similares. Esta experiencia fomenta el cambio a un estilo de vida libre de drogas”, indico Espinoza.

Para este 2020 el hospital fortaleció el cronograma de actividades cotidianas que se desarrollan de lunes a viernes e incluyó ejercicios de relajación, alimentación saludable, actividades físicas y terapias grupales que dejan un impacto positivo en la recuperación de los pacientes.

Comentarios de Facebook