INTEL HA IMPACTADO EN BELÉN DESDE SU LLEGADA HACE 26 AÑOS

Con los programas STEM buscan incentivar en niños y jóvenes el interés por las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática

 

Al celebrar Intel 26 años de su operación en Belén,  Adriana Díaz, gerente de relaciones públicas y sostenibilidad de Intel Costa Rica comparte el trabajo realizado con la comunidad, y cómo han apoyado el cambio en el cantón herediano, que al anunciar su llegada se conmocionó por el temor de lo que podría implicar.

Recientemente Intel anunció que se mantienen y consolidan las operaciones en el país con un nuevo presupuesto, lo que les permitirá continuar con el desarrollo de productos de última generación que llegarán al mercado en los próximos años.

Actualmente laboran en Intel más de 3300 colaboradores y generan oportunidades para cerca de 5000 contratistas. Las personas interesadas en ser parte de esta empresa, pueden visitar el sitio web www.intel.com/job donde informan las vacantes disponibles.

¿Cuánto ha cambiado la visión de los belemitas sobre Intel, que tenía enormes temores por el cableado eléctrico cuándo se anunció su llegada? 

Desde nuestra llegada al país, en 1997, hemos procurado ser un buen ciudadano corporativo y nos consideramos un activo de la comunidad en todos los países del mundo en donde operamos. Intel ha tenido un impacto significativo en el ecosistema del país con una gran colaboración del gobierno, la comunidad, la industria y la academia.

En estos 26 años de operación, la comunidad ha sido testigo de nuestro compromiso con el cantón y con el país, procurando siempre los más altos estándares en el desarrollo de nuestras actividades.

Somos una empresa de puertas abiertas, por eso siempre tenemos cercanía con la comunidad, para apoyar iniciativas locales y también para aclarar cualquier duda que pueda surgir.

Adriana Díaz, gerente de relaciones públicas y sostenibilidad de Intel Costa Rica, detalló el compromiso que mantienen con la comunidad donde operan.

¿Cómo apoya Intel a la comunidad de Belén?

En nuestra comunidad de Belén específicamente, Intel invirtió $217 mil en 2022, desde proyectos relacionados con educación como donación de libros para la currícula educativa, programas en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) y donaciones para escuelas, hasta proyectos importantes para la comunidad en el ámbito de cultura y sostenibilidad ambiental. Adicionalmente a esta inversión, en el 2022 más de 376 colaboradores de Intel dedicaron más de 1700 horas de voluntariado en la comunidad de Belén, en iniciativas relacionadas con embellecimiento cantonal, limpieza y gestiones ambientales, así como proyectos con las escuelas y colegios del cantón.

¿Cuál es el papel de la Fundación Intel?

La visión de la Fundación de Intel es: “Empoderar el potencial humano generando un cambio positivo”.  Empoderamos a las comunidades con las habilidades para surgir a través de modelos de colaboración con nuestra gente y la tecnología.

La Fundación de Intel invierte en programas que crean oportunidades para nuestros colaboradores, en todo el mundo, para ayudar a avanzar el propósito de Intel y nuestros objetivos de responsabilidad corporativa. Uno de los programas, por ejemplo, consiste en que por cada hora de voluntariado que nuestros colaboradores asocien a una causa previamente aprobada, esa Organización sin Fines de Lucro recibe un monto adicional proporcionado por la Fundación Intel.



¿Cuántas horas de voluntariado se han logrado este año y cuál es la meta? ¿Cuáles son las prioridades al definir los proyectos a los que se dedicará el voluntariado?

Con nuestra estrategia y metas de responsabilidad corporativa “RISE” (Responsable, inclusivo, sostenible y habilitador por sus siglas en inglés), aspiramos a que nuestra tecnología, los conocimientos especializados y la pasión de nuestro personal posibiliten crear un mundo más responsable, inclusivo y sostenible.
Invertimos más de 715.000 USD en 67 proyectos de responsabilidad social en 2022. Esto benefició a más de 18.600 personas en el país.

Contamos con un programa de voluntariado basado en habilidades, que permite a nuestros colaboradores poner sus conocimientos al servicio de la comunidad.

Trabajamos con proyectos en educación para promover el interés por las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés), para esto desarrollamos diversas iniciativas que incluyen a estudiantes de primaria, secundaria y universidad. Nuestra meta para este año es llegar a más de 2000 personas y que de ellas, al menos la mitad sean mujeres. Sin embargo, ya superamos esa meta al alcanzar 2.600 personas en lo que va del año.

Por ejemplo; a inicio de año lanzamos el programa GO STEAM en Heredia, un proyecto impulsado por Intel Costa Rica y la Fundación STEAM, en el cual participaron 32 jóvenes entre los 13 y 17 años, junto a sus madres o encargadas (64 mujeres en total).  En esta ocasión participan 8 estudiantes por cada uno de los siguientes colegios: Colegio Técnico Profesional de Belén, Liceo Experimental Bilingüe de Belén, Liceo Los Lagos y Liceo Diurno de Guararí. El programa consistió en 16 sesiones de trabajo a lo largo de 8 semanas, en donde se impartieron conocimientos introductorios de electrónica y programación.

 

También implementamos proyectos en el área ambiental. Desde el 2021, gracias a una alianza con FUNDECOR, como parte del primer fondo público-privado de agua y sociedad civil en Costa Rica: «Agua Tica», Intel Corporación aportó los recursos para proteger 150 hectáreas en las zonas altas de la Cordillera Volcánica Central. Este es el primer proyecto de restauración hídrica que Intel financia en América Latina y permite devolver a la naturaleza 46 millones de galones de agua al año mediante la protección de un área de bosque para ayudar a recargar los acuíferos de las cuencas que descargan al Río Grande de Tárcoles.

Además, promovemos iniciativas de desarrollo económico, para apoyar a pequeñas y medianas empresas en su transformación digital, para que puedan sacar provecho de sus datos y mejorar la toma de decisiones.


Beneficio del programa Stem para estudiantes y si es abierto a estudiantes de todo Heredia o solo de Belén

Nuestros programas STEM buscan incentivar en niños y jóvenes el interés por las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática. Estamos en una ola tecnológica sin precedentes y sabemos que muchos de los puestos de trabajo actuales y futuros están en estos campos, por eso consideramos necesario preparar a los innovadores del futuro, para que cuenten con las habilidades necesarias para desarrollarse en estos campos.

Hemos desarrollado muchos de nuestros programas STEM tanto en las escuelas y colegios de Belén como en otras zonas de Heredia, e incluso en otras provincias como, por ejemplo, en Limón.

¿Cuáles son las metas en reducción de consumo de agua, y residuos en el proceso de producción?

En Intel, siempre nos esforzamos por ser un buen ciudadano corporativo. Trabajamos con altos estándares para hacer un uso responsable de recursos como el agua y la energía.

Conducir a la huella ambiental más baja posible nos ayuda a crear eficiencias y responder a las necesidades de nuestros grupos de interés. Trabajamos en tres áreas de enfoque principales: clima, agua, e invertir en proyectos de conservación y establecer objetivos ambientales para toda la empresa. También colaboramos externamente para aumentar nuestro impacto positivo a través de las formas en que las tecnologías Intel pueden ayudar a otros a reducir sus huellas ambientales.

Sólo durante 2022, la empresa invirtió más de 6 millones de dólares en diferentes proyectos alineados con sus políticas medioambientales, por ejemplo: la mayoría de los sistemas de refrigeración se sustituyeron por refrigerantes de cuarta generación, que no afectan a la capa de ozono.

En los últimos 10 años, hemos logrado un ahorro energético de 68 millones de kWh. El 95% de los residuos generados en las operaciones de Belén se reciclan; sólo en 2022 se procesaron 2.478 toneladas, equivalentes a los residuos generados por 9.761 personas.La eficiencia en el tratamiento del agua es del 98,7%.

Desde nuestra llegada al país en 1997, Intel no ha enviado residuos peligrosos a rellenos sanitarios.

Durante los últimos 12 meses, las operaciones de la empresa en Costa Rica se sometieron a dos auditorías, la de la ISO y la de la Responsible Business Alliance (RBA), esta última garantiza que sus miembros tienen prácticas empresariales responsables. En ambos casos no hubo hallazgos que comunicar.

Comentarios de Facebook