LANZAN POLÍTICAS EDUCATIVAS PARA FRENAR DISCURSOS DE ODIO

Estudiantes del Colegio Técnico Profesional del Este, de San Miguel, de Santo Domingo de Heredia

Ante la preocupación por el creciente impacto que el discurso del odio está generando en las sociedades alrededor del mundo, y dado el compromiso de Costa Rica por una educación para la democracia, la convivencia y la paz, se realizó en nuestro país el lanzamiento global de la Guía de políticas “Combatiendo los discursos de odio a través de la educación”.

El lanzamiento se realizó en la Universidad para la Paz, en Ciudad Colón, San José, en un evento organizado por el Ministerio de Educación Pública de Costa Rica (MEP), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica, la Oficina de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio (OSAPG), la Oficina de la Coordinadora Residente de Naciones Unidas en Costa Rica y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El objetivo es compartir experiencias y perspectivas de cada país, así como crear conciencia y motivar esfuerzos dentro de los sistemas educativos para el abordaje de esta problemática.

La ONU destacó que el país fue escogido como sede de este evento por su fuerte tradición democrática y por ser un país pionero en la investigación y acción contra los discursos de odio y la discriminación en el mundo.

Bajo el liderazgo de la ONU y con apoyo del sector privado y la academia, el país ha realizado al menos tres grandes investigaciones que han demostrado la presencia de los discursos de odio en las redes sociales que se utilizan en Costa Rica, siendo las personas extranjeras, mujeres, comunidad LGBTIQA+, medios de comunicación, periodistas y personas que participan en política, algunos de los más afectados.

Como parte de la respuesta a esta realidad, el MEP lanzó, en 2023, la Ruta de la Educación. Esta promueve el desarrollo de competencias para una ciudadanía responsable y solidaria, para la vida y para el empleo digno. Asimismo, promueve el establecimiento de ambientes de aprendizaje pacíficos, saludables e inclusivos, que son esenciales para garantizar el pleno ejercicio del derecho a la educación.

“Estamos acá reunidos con un objetivo y compromiso común: el derecho a una educación comprometida con la paz, la cohesión social, la equidad y la erradicación de toda forma de odio y discriminación. Hoy tenemos la responsabilidad de sumar esfuerzos, de reconocer los pasos que nos faltan. Como ciudadanos del mundo tenemos que darnos la oportunidad de construir un futuro libre de discursos de odio y de discriminación. Hoy podemos generar puentes para el diálogo pacífico que permitan que nuestros niños, niñas y jóvenes sean defensores de la paz”, manifestó la Ministra de Educación de Costa Rica, Anna Katharina Müller Castro.

El evento contó con la presencia altos personeros, entre estos Alice Wairimu Nderitu, Asesora Especial de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio y quien lidera en la ONU la Agenda contra los discursos de odio y la discriminación; Stefania Giannini, Subdirectora general de Educación de la UNESCO; Allegra Baiocchi, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Costa Rica y Alexander Leicht, Director de UNESCO San José.

Además participaron, de forma virtual, Jaime Perczyk, Ministro de Educación de Argentina; María Brown Pérez, Ministra de Educación de Ecuador; João Costa, Ministro de Educación de Portugal; Nathalie Nikitenko, del Directorado de Asuntos Europeos e Internacionales (Ministerio de Educación Nacional, Juventud y Deporte de Francia), así como María del Pilar Alegría, Ministra de Educación y Formación Profesional de España.

Stefania Giannini, subdirectora general de Educación de la UNESCO ha señalado que “conocemos el daño del discurso de odio y reconocemos su peligro. Es por eso que la UNESCO se compromete a fomentar la comprensión del discurso de odio, desarrollando programas educativos que aborden sus causas fundamentales y contrarresten sus manifestaciones, tanto en línea como fuera de línea”.

La guía fue desarrollada de manera conjunta entre UNESCO y OSAPG. Esta servirá como una herramienta de referencia para las personas formuladoras de políticas, docentes y otras partes interesadas que son clave para garantizar que el discurso de odio, en línea y fuera de línea, se aborde y contrarreste de manera efectiva en y a través de la educación.

Su objetivo es asegurar el acceso a la educación para la ciudadanía global, lo cual permitirá preparar a los estudiantes no solo para fomentar el desarrollo de competencias para el entendimiento intercultural y la apreciación de la diversidad, sino también la capacidad para tomar decisiones responsables que promuevan y protejan los derechos humanos y sostengan la lucha contra el racismo, la discriminación y la xenofobia.

Comentarios de Facebook