LICEO DE HEREDIA: UNA JOYA HISTÓRICA

El Liceo de Heredia es una pieza de la historia herediana, porque refleja el gran valor le dieron a la educación los forjadores de la provincia.

Fue la Municipalidad de Heredia la que impulsó desde  1870 que se contara con un centro de enseñanza secundaria, para ello se alquiló la casa de Pedro Zamora, donde abrió sus puertas con el nombre de Colegio de Heredia el 15 de agosto de 1870, dirigido por el panameño José Domingo de Obaldía. Pero la falta de recursos hizo que cerrara.

Para 1875 se intenta nuevamente, con el nombre de San Agustín, en una casa que facilitó sin ningún costo Braulio Morales, pero solo por 5 años, ya que la falta de recursos económicos llevó a su cierre. Historia que se repitió varias veces más.

Hasta que un grupo de vecinos se unen para pedir a la Municipalidad que se consolidara el colegio y el de 29 de diciembre de 1904, el gobernador de la provincia,  Joaquín Gutiérrez Córdoba, junto con Anita Roy Lordy Pundy, firman el contrato mediante el cual la Municipalidad de Heredia adquiere la que sería su sede en adelante. Era una vieja casona de dos plantas, construida en 1882.

Para el año 1914 se levanta una hermoso edificio con paredes de bahareque francés y una fachada de concreto reforzada, diseñado por el ingeniero José Fabio Garnier Ulate, pero solo un año más tarde, en el gobierno de Alfredo González Flores, se convierte en sede de la Escuela Normal de Costa Rica, donde se formarían los maestros del país.

Y para el año 1951 vuelve a funcionar como colegio hasta la actualidad, donde muchas generaciones de jóvenes heredianos han construido sus sueños entre sus aulas.

Por su belleza arquitectónica y su valor en la historia fue declarado Monumento Histórico Cultural el 4 de agosto de 1977.

Fuente: EducaRed

Comentarios de Facebook