PRIMERO DE TRES PUENTES EN PUERTO VIEJO YA TIENE LOS PILOTES

Para la temporada vacacional de fin de año, quienes deseen visitar el Caribe Sur del país podrán ingresar por la ruta 256 a Puerto Viejo y Manzanillo utilizando los tres nuevos puentes que se están construyendo actualmente.
Los nuevos pasos por las quebradas sin nombre (justo a la entrada de Puerto Viejo), Pan Dulce y Hotel deberán estar listos en un plazo de 8 meses, tras su inicio el febrero pasado, más eventos compensables en una zona donde suele llover mucho.
La estructura sobre la quebrada Pan Dulce es la que muestra un avance más visible, ya que cuenta con la debida hinca de pilotes y se está preparando el colado de la placa.
Tanto este paso como la quebrada Hotel cuentan con un paso provisional al lado, realizado por el empresa a cargo. Mientras que en la quebrada sin nombre se está trabajando justo en ese paso alterno, detallaron en la Gerencia de Construcción de Vías y Puentes del Consejo Nacional de Vialidad.
Estos pasos, los antiguos, son a un carril y su capacidad estructural estaba comprometida, así que la idea es disponer de tres pasos nuevos a dos carriles y con aceras a ambos lados, lo que generará mayor seguridad vial a conductores, peatones y ciclistas, y una mejor circulación, al no tener que ceder el paso a los vehículos que vienen en sentido contrario.
Estas mejoras son vitales y en beneficio de los pobladores de Puerto Viejo y comunidades cercanas, tanto en sus desplazamientos diarios al trabajo, centros de estudios y citas
médicas, como para el turismo, al generar un tránsito más cómodo y expedito entre la ruta 36 en Hone Creek y este polo turístico del Caribe Sur.
Las labores, que comenzaron el 15 de febrero, tendrán un valor de ¢1.800, provenientes de la Gerencia de Construcción.
Puentes
Todas las estructuras por construir tendrán fundaciones con pilotes de acero, bastiones de concreto reforzado, vigas de acero y una losa de rodamiento de concreto, también reforzado, a dos carriles de 3.65 m de ancho cada uno, con aceras peatonales a ambos lados, de 1.20 m de ancho.
Las aceras contarán con baldosa guía (para personas con discapacidad visual) y estarán separadas de los carriles de tránsito automotor mediante la colocación de barreras de concreto tipo New Jersey, para un ancho total de los puentes de 10.6 metros.
En los tres casos, igualmente, se construirán entradas a garajes, sistemas de tratamiento de las aguas pluviales y finalmente la demarcación horizontal y vertical correspondiente, tanto en el puente como en las aproximaciones a ellos, a ambos lados.
También se construirán aceras en las aproximaciones, para que tengan continuidad con el paso peatonal del puente, y se separarán del tránsito automotor con barreras metálicas. En el caso de la quebrada sin nombre también se harán bahías de autobús de 3 metros cada una, una por lado, en las cercanías a la estructura.
El puente sobre la quebrada Hotel será de 20 metros de longitud y tendrá un costo de ¢534 millones, detallaron en la Gerencia de Construcción, mientras que, agregaron, el paso sobre la quebrada Pan Dulce tendrá una longitud de 35 metros y un costo de ¢710 millones. Ambas estructuras se ubican camino al centro de Puerto Viejo, desde Hone Creek.

Finalmente, la quebrada sin nombre, ubicada propiamente en la entrada a Puerto Viejo, cerca de la plaza comercial que alberga al Banco Nacional y a Correos de Costa Rica, en la misma ruta 256, tendrá un valor de ¢556 millones y una longitud de 18 metros.

 

Comentarios de Facebook