SI VA DE PASEO, CUIDADO CON EL EXCESO DE CARGA EN SU VEHÍCULO

Foto de Freepik

En una semana que ya muchas personas se encuentran de vacaciones y otras están preparando todo para ir a visitar a sus familiares, el Ministerio de Obras Públicas hace un llamado a no recargar los vehículos ni de pasajeros ni con carga, por el riesgo de un accidente.

Si se lleva equipaje, la idea es no saturar el vehículo, para evitar que se desestabilice, más cuando se colocan en el techo. Si lo hacen, la principal recomendación es llevarlo bien amarrado, para que nada caiga y no generen una tragedia con otros vehículos. La carga no debe salirse por ningún lado, no debe tapar la placa ni la vista por los retrovisores, ni obstruir la visibilidad de las luces.

Para las autoridades, la revisión preventiva es fundamental siempre, pero más cuando se pasa de exigir al vehículo en recorridos cortos, de traslados interurbanos en el Valle Central y otra diferente es conducir largas distancias y zonas con pendientes, según detalló Alexander Solano, director de la Policía de Tránsito.

Recordó además, que todas las personas que viajen en un vehículo particular deben ir sujetas con cinturón de seguridad y con dispositivo de retención de menores, en el caso que proceda por edad, talla y peso; esto implica que, si se cumple la Ley en este sentido, no debería existir exceso de pasajeros.

No meter el vehículo en la zona de playa, pues es ilegal y peligroso, así como evitar el estacionamiento indebido también forman parte de los consejos.

En el caso de peatones y ciclistas, que se trasladan a zonas de descanso y les gusta salir a caminar o a “rodar” con la bicicleta, se les pide tener particular precaución, si no conocen bien la zona, para evitar accidentes. Vestir con ropa clara o reflectante de la luz es lo ideal siempre.

De la misma manera que se ofrecen consejos, la Policía de Tránsito advirtió de que estarán atentos para sancionar toda conducta que contravenga la Ley de Tránsito, con particular énfasis en el control y la vigilancia de las rutas que conducen a zonas de recreo y rurales del país, como son las playas y sitios montañosos de interés turístico, a partir del 25 de diciembre.

De igual manera, otro tema que muchos pasan por alto, pero que afecta la calidad de vida de las personas, es el exceso de ruido y de gases contaminantes, por lo que se cuenta con equipo para medir ambas cosas.

Radares de control de velocidad y alcohosensores, con suficientes boquillas desechables, también forman parte del equipo para enfrentar los retos de fin y principio de año.

Comentarios de Facebook