VOLUNTARIOS DE ESPH LIMPIAN DESEMBOCADURA DEL TÁRCOLES

 

 

El impacto que provocamos en el Gran Área Metropolitana repercute directamente en las zonas costeras.
Este es el caso de Garabito, municipio donde se encuentra la desembocadura del río Tárcoles y donde llegan a parar toneladas de basura que tiran a los ríos en el GAM.
“Este es el río que trae todos los residuos de la GAM, así que todo lo que la GAM no hace conciencia por tratar de una forma responsable y adecuada, viene a parar aquí en las
playas y los manglares de nosotros que es donde nos visitan los turistas y donde le damos
refugio a muchas especies”, aseguró Diana Rodríguez de Servicios Ambientales de la
Municipalidad de Garabito.
“Aquí a la orilla del río salen todos los desechos de San José, todo lo que botan. Si ustedes
van a la boca del río van a encontrar inclusive bolsas de inyectables de insulina con todo
y agujas. Todo lo que tiran en San José sale aquí”, mencionó José Adanis Rojas, vecino de
la zona.
Es por esa razón la ESPH puso su granito de arena y cerca de 30 voluntarios entre personal de la Empresa y de Ibux se sumaron a la iniciativa que permitió recolectar casi media tonelada de residuos.
“Esta actividad nace como parte del plan de trabajo del “Voto Garabito” que fue un recurso de amparo donde la Sala IV pide a varios municipios e instituciones trabajar de forma conjunta establecer acciones y mejorar el estado de esta cuenca que es catalogada como una de las más contaminadas de Centroamérica”, aseguró Vivian Solano, de Gestión
Ambiental de la ESPH.
“Siempre nos damos medallas a nivel de biodiversidad y a nivel de naturaleza, pero también es importante recordar que tenemos importantes problemas a nivel de contaminación, entonces la importancia de estos temas del “Voto Garabito” es tratar de mejorar en temas de manejos de residuos sólidos y también líquidos”, afirmó Óscar Ramírez, encargado de educación ambiental de la subregión Heredia del SINAC.
“En este caso la gestión de residuos es súper importante para hacer conciencia que todo el  impacto que nosotros generamos en áreas urbanas y que repercute en zonas costeras mencionó Stephanie Hidalgo, voluntaria y miembro de Gestión Ambiental de la ESPH.

Entre las decenas de voluntarios se encontraban miembros de las municipalidades de
Garabito, San Isidro, Barva, Santa Bárbara, así como el Ministerio de Salud, Dirección de
Aguas, SINAC y el Minae.

 

Comentarios de Facebook