La colina del buey.  Un relato sobre minería y la condición humana

Marybel Soto-Ramírez, Directora

Editorial Universidad Nacional

José León Sánchez es un escritor consolidado internacionalmente.  Si bien su referencia inmediata es por la célebre  La isla de los hombres solos, la producción editorial de don José León es muy amplia y variada; conviene conocerla, disfrutarla, y sobre todo, analizarla.   Dentro de esa producción, por la cual se le ha reconocido en México como uno de los mejores escritores latinoamericanos de todos los tiempos, hay una obra muy interesante que, hasta hace poco, no se lograba conseguir en el mercado nacional.  Se trata de La colina del buey.  Es una novela que se desarrolla en Montes de Oro, en los poblados de Abangares, zona minera, de cuya actividad más efervescente, en la primera mitad del siglo XX, aún quedan vestigios en los socavones y galerías de los cerros.

 

La colina del buey recupera la historia cotidiana de los mineros, no exenta del drama de la condición humana al límite:  el alcoholismo, los juegos, la codicia, las riñas, la explotación y también,  el amor, la lucha por arrancar a la veta el destello del oro en sus sórdidas rutas de golpe de suerte. Hoy, cuando la discusión asociada a megaproyectos de explotación minera unidas al gran capital internacional ha resurgido y ha puesto una constante tensión entre la protección ambiental y las regulaciones de tipo político, con sus muchas aristas, este relato de don José León Sánchez es pertinente, oportuno y fresco. Quizá en su lectura se reconozcan algunos de los más serios peligros que la codicia asociada con la extracción de metal puede tener en los seres humanos, primeramente, y en los poblados adyacentes, por extensión.

 

Descubrir a Manuel Miranda Miranda,  conocido como Picahueso, el personaje principal, coadyuvará a la sensibilización sobre esta actividad pujante a inicios del siglo XX; él nos lleva de la mano y, en sus propias palabras, brinda  testimonio desde su infancia en San Ramón Nonato,  sobre los exilios, como pena de destierro impuesta por el concejo municipal, sobre las casas, los lavaderos de ropa a orillas de los ríos, su visión de San José, los nombres de las minas….

 

Leer a José León Sánchez es una experiencia única de contraste de la condición humana, de la lucha contra todo, para sobrevivir y lograr surgir.  Las nuevas generaciones encontrarán en esta novela un testimonio de una época desconocida y aquellos, más maduros en años, descubriremos la una vida de un ser humano que osciló entre el oro negro y el oro verde a lo largo de la geografía costarricense y que en su caminar dejó testimonio de ser “borracho, peleador y enamorado.  Pero honrado y muy buen macho”.

 

La colina del buey  es una nueva edición de la Editorial Universidad Nacional.  Con ella y las próximas obras que vendrán del Sr. José León Sánchez, honramos el legado de este costarricense galardonado con el Premio Nacional de Cultura de nuestro país en 2017 y con un sinnúmero más de reconocimientos internacionales a lo largo de su prolífica vida, en el oficio de escritor.

Comentarios de Facebook