CON PANELES SOLARES CARGILL REDUCE SU HUELLA DE CARBONO

El proyecto “Agua Caliente Eco-Solar” consta de 40 colectores solares, se ubica en la planta de Pipasa Fácil, ubicada en San Rafael de Alajuela, inició en agosto del 2018, con una inversión de más de $50 mil.

La empresa herediana Cargill implementó paneles solares como parte de su compromiso con el ambiente, y esto le permitió reducir el consumo de diesel en 24 mil litros, lo que se traduce en 65 toneladas de CO2 menos lanzadas al ambiente.

El proyecto denominado “Agua Caliente Eco-Solar” se ubica en la planta de Pipasa Fácil, ubicada en San Rafael de Alajuela.

Inició en agosto del 2018, incluyó la implementación de 40 colectores solares, con una inversión de más de $50 mil. Se trata de dispositivos que recolectan la energía proveniente de la radiación solar, transformándola en energía térmica. En este caso, dicha energía se canaliza para el calentamiento del agua necesaria en algunos procesos dentro de la planta.

Los colectores que le dan vida al proyecto de “Agua Caliente Eco-Solar” que combina la energía solar con calentadores a gas LP, en proporción de 80-20.  Esto quiere decir que de la capacidad total de calentamiento de 10,000 litros de agua al día, 8,000 litros se calientan con energía solar y 2,000 litros con gas LP.

“Cargill está comprometida a reducir la emisión de gases efecto invernadero, a lo largo de nuestras operaciones, en un 10%, al 2025, sobre la línea base del 2017.  Esto significa que, aunque nuestro negocio crezca, nuestras emisiones disminuirán”, comenta Francisco Chaves, Gerente General de Cargill Proteína en Costa Rica. “Para alcanzar esta meta, necesitaremos innovar y adoptar prácticas más eficientes en nuestra operación, en cuanto al uso de energía se refiere. Precisamente, este proyecto demuestra nuestra habilidad para retarnos y lograr este cometido con éxito.

Al sustituir diésel por energía renovable, este proyecto le ha permitido a la compañía generar una reducción anual de más de 24 mil litros de combustible, con un impacto positivo en los costos productivos, que genera un ahorro de $21 mil anuales y una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero de 65 toneladas de CO2 en su primer año de funcionamiento.

Comentarios de Facebook