Policía deja a “brujo” sin local ni productos mágicos

Todos los artículos de dudosos fines curativos, o “mágicos”, serán destruidos

La policía cerró el local de un hombre que se presentaba como curandero y ofrecía sus propios productos mágicos para curar diferentes males, incluso ofrece sus productos para “la suerte y el amor”, como jabones con “poderes especiales” para combatir “la mala suerte, los maleficios y la brujería los ofrece a través de una página en una red social.
La detención se realizó en Barrio Los Ángeles de San José, gracias a un trabajo de seguimiento en conjunto de varios cuerpos policiales, ya que el hombre parece ser guatemalteco pero nacionalizado colombiano, se hace llamar el Indio Cipriano y hasta hace pocos días tenía su consultorio en Los Chiles.
Se promociona con la imagen de lo que parecer ser un chamán o jefe Apache, con todo y su penacho. Asegura “trabajar” “a larga y corta distancia”.
En la red social, el Indio Cipriano anuncia la venta de lo que denomina como “la pareja dinámica”: “…El jabón reventón y el aceite milagroso de los 7 poderes que al usar los dos en contacto con su cuerpo limpia su aura, destruye maleficios, mala suerte, brujería, atrae la buena suerte en el amor, en los juegos de azar, en lo económico y mucho más…la única protección que va impregnada en su cuerpo…sólo lo puede conseguir en el bazar esotérico”, reza en su página en internet.
La Policía de Fronteras ha decomisado en la zona norte del país varios de sus productos mágicos provenientes de Nicaragua y El Salvador. Precisamente las sospechas se comienzan a generar por el decomiso de esos productos.
Los oficiales son parte de una comisión interinstitucional que combate el trasiego de productos sospechosos y de inmediato dieron la voz de alerta, iniciando así acciones coordinadas con el Ministerio de Salud y la Policía de Control Fiscal de Hacienda, también el Colegio de Médicos.
Tras algunas pesquisas y seguimientos, ubicaron el local principal del mencionado “Indio Cipriano”, en las cercanías de una terminal de buses en el barrio Los Ángeles, el cual revisaron anteayer para comprobar todas sus sospechas.
Las autoridades encontraron allí un total de 813 productos de dudosa elaboración, usos y finalidad.
Cualquier persona que se sienta engañada o estafada, puede acudir de inmediato al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para interponer su denuncia. También a la sección de Fraudes del Ministerio Público.

PRODUCTOS FALSOS
Los 813 productos que le decomisaron no contaban “con registro sanitario e incumplían los requisitos de etiquetado como la declaración de ingredientes, fabricantes, o país de origen”, determinaron la Policía de Fronteras y el Ministerio de Salud.
Entre lo incautado en dicho local en la capital, destacan jabones, cremas, ungüentos, perfumes y gran variedad de soluciones denominadas “baños” que en su mayoría indican propiedades terapéuticas, añadió Salud.
El día del trabajo policial, el encargado del local, cuya identidad no fue dada a conocer, pues no fue detenido, aseguró que él era quien “elabora muchos de los perfumes y baños”, “a pesar de no contar con las condiciones preparación ni contar con los permisos necesarios”.
Todos esos artículos de dudosos fines curativos, o “mágicos”, serán destruidos.

Comentarios de Facebook