INTEL AUMENTA LA INVERSIÓN EN EL PAÍS Y TRIPLICA LA CANTIDAD DE EMPLEOS ANUNCIADOS

Intel Costa Rica avanza a buen ritmo para que las operaciones de Ensamble y Prueba inicien en los próximos meses. La Corporación aumentó la inversión anunciada en el mes de diciembre 2020 de $350 millones a $600 millones.

El crecimiento de las inversiones obedece a la decisión de acelerar la rampa de las operaciones de ensamble y prueba para soportar nuevas demandas de los clientes, así como crecimiento de las operaciones existentes en el país. Solo el área de manufactura tendrá 26 mil metros cuadrados, 11 mil más de lo previsto originalmente.

En total, se han contratado 750 personas del 2020 a la fecha, para Ensamble y Prueba, el Centro de Investigación y Desarrollo y el Centro de Servicios Globales.

“Nos complace mucho poder anunciar este aumento en la inversión que se realizará en el país y que está asociado también a un incremento en los puestos de trabajo originalmente comunicado. Hoy Intel Costa Rica emplea a más de 2700 colaboradores, la misma cantidad que teníamos en 2014, pero con talento humano en áreas más diversas y especializadas, que con sus capacidades y profesionalismo están ayudando a consolidar las operaciones en el país; además se genera empleo indirecto en nuestras operaciones a cerca de 3800 personas”, manifestó Timothy Scott Hall, Gerente de Asuntos Gubernamentales de Intel Costa Rica.

Scott agregó que la corporación está pendiente de los esfuerzos en distintas geografías para aumentar la competitividad, en esta oportunidad la infraestructura existente, la sinergia con las operaciones que ya están en el sitio, el talento, el régimen de zona franca y la certeza jurídica le dieron a Intel una opción favorable para ampliar su capacidad en Costa Rica. El país debe continuar fomentando su competitividad constantemente al igual que sucede en el resto del mundo.

La Corporación también aumentó en $40 millones la inversión en nuevos equipos y tecnología para los laboratorios del Centro de Investigación y Desarrollo, dedicado al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados. Se está ampliando el espacio y la infraestructura en los diferentes laboratorios. Para esta área en específico se han contratado 150 personas en el último año.  

Para el presidente de la República, Carlos Alvarado, un anuncio de esta magnitud, por parte de una empresa líder a nivel mundial, envía una extraordinaria señal de confianza en el país para atender las demandas de los mercados globales. “Esta es una relación de largo plazo, fundamentada en la alta calidad de nuestro talento humano y en un clima de inversión que brinda las condiciones necesarias para ejecutar procesos complejos, fomentando así la reinversión y crecimiento de las empresas”, agregó el mandatario.

Tal como se anunció en diciembre anterior, las operaciones de Ensamble y Prueba iniciarán en el segundo semestre del año. Las instalaciones estarán en el campus de la empresa en San Antonio de Belén. En este momento todos los equipos necesarios para el arranque de la planta ya están en el país y han iniciado el respectivo proceso de verificación funcional. También inició el proceso de certificación por parte de la Corporación, que se espera este completado en aproximadamente dos meses.

Estas operaciones son parte de la organización de Manufactura y Operaciones de Intel. Una vez que se completa el proceso de fabricación de obleas de silicio en las fábricas de Intel, son cortadas y se envían a una instalación de ensamble y prueba. Cada chip se ensambla en un paquete que lo protege y le permite conectarse a otros componentes. Finalmente, se prueba su funcionalidad.

 

 

Comentarios de Facebook