SE CONFIRMA SEGUNDA MUERTE POR GUSANO BARRENADOR

En el Hospital de Heredia se encuentra internado un hombre de Puerto Viejo de Sarapiquí contagiado por gusano barrenador.
El Ministerio de Salud confirmó la mañana de este jueves la muerte de una segunda persona contagiada por Miasis de gusano barrenador.
La víctima es una persona atendida en el Área de Salud Valle La Estrella por lesión en cavidad oral donde se le detectaron larvas, esta persona fue trasladada al Hospital Dr. Tony Facio donde falleció.
También se confirmó un nuevo caso de Miasis de Gusano Barrenador, el primero en la provincia de Heredia, se trata de un hombre de Puerto Viejo de Sarapiquí, quien presentó una úlcera en su pierna derecha, donde se le detectaron larvas, tras la toma de la muestra fue trasladado al Hospital San Vicente de Paúl, donde permanece hospitalizado para su valoración especializada.
Según indicó la Dra. Mary Munive Angermüller, segunda vicepresidente y ministra de Salud, la mosca que ocasiona esta enfermedad busca las heridas, por lo que es muy importante estar vigilante en caso de que haya una persona con alguna herida.
“Nuestra recomendación, estar vigilante porque si hay heridas expuestas o úlceras, estos pueden ser atracciones para la mosca que ocasiona esta miasis” agregó la ministra.
El comportamiento del Gusano Barrenador es muy diferente al tórsalo. La capacidad de reproducción de la Miasis por Gusano Barrenador es alta, por lo que puede ocasionar mucho daño en poco tiempo.
Los síntomas de Miasis por Gusano Barrenador incluyen la presencia de una protuberancia dolorosa en la piel que puede secretar líquido. A medida que la larva crece, puede ser visible bajo la piel y a menudo se puede sentir moviéndose. El tratamiento generalmente implica la extracción quirúrgica de la larva, seguida de cuidados locales para prevenir la infección.
El Ministerio de Salud hace un llamado a la población para tomar las siguientes recomendaciones de prevención y control:
  • Mantener higiene personal, lavarse las manos regularmente con agua y jabón.
  • Control, tratamiento e higiene en lesiones en piel de acuerdo con la recomendación del médico tratante.
  • Asistir al establecimiento de salud cuando presenta síntomas asociados a la enfermedad, tales como: dolor localizado, prurito intenso, malestar en la zona afectada, eritema cutáneo, nódulos cutáneos, herida que supura, presencia de una protuberancia dolorosa en la piel con sensación que se mueve, que puede ser un indicador inicial de la infestación. Con frecuencia, se pueden observar huevecillos y/o larvas visibles en la herida.
  • Mantener vigilancia y control en el cuidado de los animales, realizando revisiones frecuentes, así como la curación de todas las heridas e informar a las autoridades de salud animal (SENASA) sobre la aparición de animales de producción o domésticos con gusaneras.
Comentarios de Facebook