TSE ASUME MANDO DE FUERZA PÚBLICA Y POLICÍA DE TRÁNSITO

El acto simbólico de entregar la bandera de la Fuerza Pública al presidente del TSE encierra un gran simbolismo.

El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, entregó este miércoles el mando de la Fuerza Pública y de la Policía de Tránsito al presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Luis Antonio Sobrado González, en el marco de la convocatoria de elecciones nacionales que se realizarán el primer domingo de febrero de 2022.

Este acto se enmarca en el cumplimiento del artículo 102 de la Constitución Política, relativo a las funciones del Tribunal Supremo de Elecciones, donde se indica textualmente: “Dictar, con respecto a la fuerza pública, las medidas pertinentes para que los procesos electorales se desarrollen en condiciones de garantías y libertad irrestrictas. En caso de que esté decretado el reclutamiento militar, podrá igualmente el Tribunal dictar las medidas adecuadas para que no se estorbe el proceso electoral, a fin de que todos los ciudadanos pueda emitir libremente su voto”.

En la actividad –que tuvo lugar en el auditorio del TSE en condiciones excepcionales por la pandemia- participaron los representantes de los otros dos supremos poderes: la presidenta de la Asamblea Legislativa, Silvia Hernández Sánchez, y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Fernando Cruz Castro, y estuvieron presentes los magistrados y magistradas del Tribunal Supremos de Elecciones.

Luego de la entonación del Himno Nacional de Costa Rica, inició la sesión solemne –que se extendió por unos 40 minutos-, donde el secretario general del órgano contralor, Erick Andrés Guzmán Vargas, hizo lectura del decreto de convocatoria a elecciones nacionales que fue suscrito por los jerarcas del TSE.

Posteriormente, como comandante en jefe de los cuerpos policiales, el presidente de la República, Carlos Alvarado, hizo entrega de la bandera de la Fuerza Pública y de la Policía de Tránsito al magistrado Sobrado, en acto simbólico de traspaso del mando.

El mandatario resaltó la importancia de este acto de entrega del mando de la fuerza pública al Tribunal Supremo de Elecciones, en respeto a la Constitución Política y en respaldo al proceso electoral, una de las principales fortalezas de nuestro sistema político.

“Un día como hoy, reafirmamos el orgullo por la democracia que tenemos y por nuestra institucionalidad y reiteramos nuestro llamado a que actuemos siempre buscando lo mejor para nuestro querido país”, agregó el presidente Alvarado.

“Como corresponde en Costa Rica, nuestros oficiales estarán presentes en todo el territorio nacional, ahora bajo el mando del Tribunal Supremo de Elecciones, para garantizar la transparencia del proceso electoral así como la pureza del sufragio en febrero próximo”, concluyó.

Comentarios de Facebook