¡EN MEDIO DE LA LLUVIA APARECIÓ DARTAÑAN!

Ayer como a las 8 de la noche, en pleno aguacero, la familia de Dartañán recibió una información que les renovó la ilusión, ya que el guarda de un lugar de comidas los contactó porque había visto el perro entrar a un lote baldío en Santa Lucía de Barva

“El guarda de Papa Johns nos llamó y nos dijo creo que vi al perro de ustedes meterse al lote del frente. Fuimos pasamos los alambres de púas y seguimos al fondo del lote, muy al fondo. Estaba mojado, flaquito una patita de atrás herida pero nada seri. Hoy va para el veterinario”, comentó Paola Víquez.

Así luce Dartañan tras volver a su hogar anoche.

Y es que la historia de Dartañan ha estado marcado por el dolor, hasta que llegó a un hogar donde lo acogieron con gran amor, tanto que corrieron sin parar por varios días desde que se salió de la casa en un instante, hasta localizarlo anoche.

Dartañan fue atropellado en Cartago cuando apenas tenía 4 meses, lo rescataron y lo albergaron en Animales de Asís, donde pagaron sus cirugías y tratamientos ortopédicos, ya que casi pierde la pata por el accidente, pero logró recuperarse tras un largo proceso.

“Pasó tres meses en rehabilitación para que no perdiera su pata, pero nos dicen los veterinarios que cuando un animal sufre mucho dolor como en su caso, queda traumado porque no olvidan el dolor y eso los hace muy temerosos. Él vivió en una jaula por un año, no se dejaba tocar ni por las personas del albergue. Le conté a mi prima Alejandra su historia y ella quiso traerlo para darle una oportunidad, por eso no nos íbamos a perdonar nunca que cuando tratamos de darle una vida mejor, se perdiera y volviera a las calles”, comentó Paola, quien con el corazón hecho un puño pasó los últimos días.

“Mi prima dijo no importa que sea adulto, grande, zaguate y no se deje tocar, aquí va a conocer el amor”, dijo su primera, y a los cuatro días ya Dartañan se atrevió a dormir en la cama entre mi prima y su esposo, lloraba cada vez que ella se iba y era feliz cuando ella regresaba”, narró Paola.

Precisamente por ir a detrás de su nueva ama, sin que ella se diera cuenta, Dartañan se salió de la casa cuando su ama se dirigía a Quepos, y al enterarse sin dudarlo dio vuelta y regresó para buscarlo, tarea que no cesó hasta anoche que logró encontrarlo, y las lágrimas se mezclaron con las gotas de la lluvia que cayeron en toda Heredia.

Este es Dartañan en su hogar tras pasar casi un año en una jaula en el albergue porque no se dejaba tocar, debido a que tras el accidente y las operaciones para salvar su pierna se aisló.

“Sabíamos que nadie lo había recogido, él no se iba a dejar agarrar, por eso lo buscábamos porque sabíamos que él estaba en la calle o estaría muerto atropellado, porque no es el animal que las personas quieran adoptar, no es de raza, pero si es muy noble, no es agresivo, solo nervioso. Hicimos de todo, pegamos volantes en todas partes, entregamos papeles a las personas en la calle, acudimos a todos los medios y ayer fue una gran alegría cuando nos llamaron”, detalló Paola.

Hoy Dartañán está con su familia, pero muchos más siguen en las calles y de ahí la importancia de apoyar a lugares que los recogen y tratan de buscarles un nuevo hogar, como hizo Animales de Asís con él

Comentarios de Facebook