HOGAR DE ANCIANOS DE SAN ISIDRO ESTRENA MURAL ELABORADO POR ESTUDIANTES DE FARMACIA

«Compartiendo entre generaciones: Reflexión de estudiantes universitarios al concluir su trabajo comunal en el Hogar de Ancianos Albernia y en el Centro de Cuidados Paliativos de San Isidro de Heredia»

 Los estudiantes de la Universidad de Costa Rica como parte de sus deberes dentro del plan de estudios, realizan el Trabajo Comunal Universitario (TCU), en el cual se inscriben a un proyecto y se sumergen en el cumplimiento de los objetivos de este, junto con alumnos de otras carreras y la guía del docente encargado del proyecto, para lograr un proceso académico interdisciplinario, en el cual se busca la solución de problemas y contribuir con los distintos grupos sociales, con tiempo de calidad, conocimiento y generando vínculos auténticos con las comunidades.

En el TCU-505, con el nombre “Estrategias para la promoción de la salud mental desde un enfoque de derechos humanos”, fue elaborado por los estudiantes de Farmacia Fiorella Campos Alvarado y  Salomón Rojas Leiva, quienes detallan en esta publicación el trabajo realizado en el Hogar para Ancianos Albernia y en Centro de Cuidados Paliativos, ambos ubicados en San Isidro de Heredia, donde como parte del Trabajo Comunal elaboraron un mural muy significativo.

Se trabajó con poblaciones de Personas Adultas Mayores muy variadas, desde los residentes del hogar, hasta grupos diurnos que asistían a recibir un taller y compartir un espacio de aprendizaje y distracción.

Importancia de la participación

La participación en este TCU ha contribuido muchísimo en la generación de conciencia, en relación con el proceso natural del envejecimiento, el rol que tiene la persona adulta mayor en la población y el rol que tienen las personas jóvenes.

Al concluir de manera satisfactoria el proceso de formación que ha significado este TCU, se han adquirido una serie de lecciones muy valiosas para la vida, dos de ellas con particular importancia; primero, la vida puede pasar desapercibida y muy fugazmente, llegar a la etapa de la vejez, y la realidad es que todos estamos avanzando hacia este punto, paulatina pero constantemente. La segunda, es que las personas adultas mayores viven una dicotomía entre una vejez próspera, amena y digna; y una etapa sumamente difícil en términos de bienestar general, puntualizada en el estado emocional.

Resulta muy satisfactorio, el impacto generado en la población adulta mayor con la cual se compartió, ya que estas personas reflejaron un nivel de gratitud muy elevado. Esto resulta de la sinergia generada por la experiencia intergeneracional, que es vital para la persona adulta mayor, y que significa un enriquecimiento personal de muy alto valor en la persona joven.

Mural

La mayoría de las obras de arte en pintura se inspiran en algún evento de alto impacto, personal o colectivo. El mural realizado tiene un valor representativo profundo. La imagen pintada representa un ambiente natural lleno de luz, de vida, de alegría, de disfrute; por otra parte, la pared en la cual se hizo el mural era una pared lisa de color neutral y sin ninguna imagen ni mayor ilustración, lo cual fue una de nuestras motivaciones para pintarlo.

El proceso de realización del mural nos permitió compartir tiempo de calidad con los residentes y visitantes del Hogar Albernia, ya que mientras trabajábamos en el dibujo y pintura de este, las personas que pasaban por este sector pronunciaban gran admiración y orgullo al ver la obra de arte tan representativa que estábamos plasmando en estas paredes del hogar. Como se puede apreciar en las fotografías del mural, decidimos pintar la mascota del hogar, una gata muy simpática que se encuentra en los jardines y es muy querida por las personas adultas mayores. La idea de pintar la gata “Simona” fue propuesta por algunos de los residentes, que fueron parte del proceso creativo, quienes, al verla, sintieron mucha felicidad de haber sido parte del proceso y de ver su querida mascota plasmada en esta creación.

Se ha concluido que la participación estudiantil y de personas jóvenes en conjunto con la persona adulta mayor, puede dignificar y embellecer mucho la vivencia de ambas partes, en sentidos tan profundos como la belleza de la naturaleza que habita el planeta. Por esto sabemos que es fundamental crear espacios sanos de inclusión y de conexión, en los cuales se pueda generar de una manera satisfactoria este proceso sinérgico de contribución mutua que tanto puede aportar a la sociedad.

Vivencias personales y vínculos formados

Se trabajó con un grupo interdisciplinario conformado por estudiantes de farmacia, medicina, terapia física y psicología, cada uno individualmente y como grupo compartió momentos inigualables con las personas adultas mayores, sin embargo, se relatan las vivencias personales y los vínculos formados de los estudiantes de farmacia con los residentes del hogar y los participantes de los talleres.

Fiorella Campos, estudiante de farmacia, al atravesar un duelo por la muerte de su madrina en esa época, la cuál era una Persona Adulta Mayor, encontró en los residentes del Hogar Albernia y los asistentes del Centro de Cuidados Paliativos un círculo de apoyo muy importante, ya que el compartir con ellos, permitió observar la vida desde una perspectiva diferente, a valorar el presente y ser más consciente de que el ser humano tiene un ciclo de vida, que hay que vivir y disfrutar sanamente y que la muerte es parte de este ciclo.

Además, en estos meses de trabajo, esta estudiante genero vínculos de amistad con varias de las Personas Adultas Mayores que asisten al Centro de Cuidados Paliativos, amistad que le permitió compartir unas tardes de café y tertulia en la casa de Doña Ruth y Don Jorge, una pareja de esposos muy unida y sabia, con una energía muy bonita, siempre con ganas de aprender y disfrutar de los talleres en el Centro. También, en enero 2024, compartió en el rezo del Niño en la casa de Alice, una señora muy especial, que con su alegría y sus detalles marcó la vida de la estudiante y es una amistad que cultiva frecuentemente.

Salomón Rojas, también estudiante de Farmacia, cuenta su experiencia y el impacto positivo que tuvieron los residentes del Hogar Albernia en su forma de ver la vida y valorar siempre todo lo que se tiene, empezando por la salud, la familia y las oportunidades. Conoció varios señores que le comentaban que desde que están en el Hogar lo tienen todo, buena alimentación, cuidados, una cama, una familia, un hogar y que se sienten muy agradecidos por la oportunidad de vivir ahí.

También recalcó la importancia de las Personas Adultas Mayores en nuestra sociedad, personas llenas de sabiduría, que merecen respeto y los cuidados, estimulación y acompañamiento que se les brinda en el Hogar Albernia y que los estudiantes tuvimos la oportunidad de ser parte de esta labor tan importante, que requiere mucho amor, empatía y paciencia.

Los residentes del Hogar fueron parte del proceso creativo del mural, y de ellos surgió la idea de incorporar a la mascota, la gata “Simona”.
Los residentes del Hogar fueron parte del proceso creativo del mural, y de ellos surgió la idea de incorporar a la mascota, la gata “Simona”.

Integración final

Trabajar y compartir de manera auténtica con Personas Adultas Mayores fue algo profundamente especial para ambos estudiantes, nos permitió ser más conscientes del presente, de que la vida pasa muy rápido y que cada etapa de la vida de una persona debe ser aprovechada y vivida de manera que podamos sentirnos felices, tranquilos y realizados. Las personas que tuvimos la oportunidad de conocer nos enseñaron que todo pasa, que en la vida es inevitable vivir ciertos momentos difíciles emocionalmente, como lo es la pérdida de un ser querido, pero que el tiempo, la actitud y las acciones que tomemos para afrontar esas situaciones, que nos inevitables, son la clave para vivir entendiendo que siempre, durante toda la vida, van a haber altos y bajos y eso es normal y parte de estar vivos.

Agradecemos la oportunidad que nos brindó el TCU, el hogar Albernia y el Centro de Cuidados Paliativos de vivir esta experiencia tan enriquecedora para el proceso de desarrollo de unos futuros profesionales en salud, y por supuesto, a todas las Personas Adultas Mayores con las que compartimos, por su sabiduría, esencia y amor tan genuino que nos brindaron a todos los estudiantes durante este proceso.

Los estudiantes compartieron muchas experiencias con los residentes del Hogar, quienes recibieron una atención integral que dejó huellas en sus corazones, al igual que el mural deja una huella en sus paredes.
Los estudiantes compartieron muchas experiencias con los residentes del Hogar, quienes recibieron una atención integral que dejó huellas en sus corazones, al igual que el mural deja una huella en sus paredes.
Comentarios de Facebook