MINISTERIO DE SALUD INSPECCIONÓ TEMPLO CATÓLICO EN SANTA BÁRBARA

En la Parroquia de Santa Bárbara reacomodaron las bancas para mayor seguridad.

La celebración del Miércoles de Ceniza era un reto para las diferentes iglesias católicas del país, ya que se esperaba la llegada de muchos más fieles que el resto del tiempo ordinario, y así fue, por lo que no faltaron quejas de quienes no lograron ingresar por el tema del aforo permitido a los diferentes templos.

Esto precisamente ocurrió en el templo parroquial de Santa Bárbara, y eso motivó a que algunas personas acudieran al Ministerio de Salud a quejarse y personal del Ministerio visitó la parroquia y algunas filiales, según informa en su página la misma Parroquia.

“Tuvimos la visita de esta entidad para realizar una supervisión en algunas de las filiales en donde había celebración ese día, esto para corroborar que los protocolos se estaban cumpliendo, situación que nos alegra porque el Ministerio de Salud está realizando un arduo trabajo y demuestra que en general se están cumpliendo los protocolos en nuestros templos, esto para el bien común de todos”, informan a los vecinos.

Precisamente tras lo ocurrido el Miércoles de Ceniza, tomaron medidas adicionales, como el reacomodo de las bancas en que los fieles se sientan para asistir a las celebraciones, gracias al trabajo voluntario de los miembros del grupo de Los Caballeros del Santo Sepulcro.

“En la iglesia parroquial hay campo para un aproximado de 850 personas sentadas, y el aforo actual siguiendo los lineamientos que nos manda el Ministerio de Salud a nivel nacional es de 300 personas; sin embargo, el día de hoy para que haya más seguridad en el templo se realizó un reacomodo de todas las bancas y de esta manera haya más distancia entre las personas y así puedan estar más tranquilas a la hora de participar en la Santa Eucaristía”, informa la Parroquia.

Al tiempo que reiteran el llamado a respetar los protocolos como el lavado de manos, el uso de las mascarillas, de alcohol en gel o líquido, el distanciamiento debido dentro del templo, así como entrar y salir en orden y anotarse en las listas al ingresar.

“Estamos a la espera del informe para acatar las recomendaciones que nos den y así poder mejorar más aún”, indica el informe a la comunidad de la Parroquia, donde explican que el templo tiene un aforo de 300 personas y se están cumpliendo todos los protocolos sanitarios.

El Ministerio de Salud puede visitar cualquier templo para verificar que se cumplan los protocolos sanitarios por parte de quienes asisten a las celebraciones de cualquier religión, los encargados de las Iglesias deben cumplir con lavamanos con agua y jabón, así como alcohol, y tener marcados los lugares donde las personas pueden sentarse.

Así como cumplir con el aforo, y no permitir el ingreso de más personas cuándo ya se haya completado esa capacidad y así evitar que en una visita sorpresa sean sancionados con el cierre, lo que al final afecta a toda la comunidad religiosa que se privaría de la posibilidad de vivir de manera presencial las celebraciones.

Comentarios de Facebook