TRASLADAN PACIENTES DEL SAN VICENTE DE PAÚL A SAN ISIDRO

El fin de semana el Hospital San Vicente de Paúl trasladó pacientes no covid al Área de Salud de San Isidro, con el fin de habilitar más espacios para atención de pacientes covid.

Desde este viernes inició el traslado de pacientes del Hospital San Vicente de Paúl al área de salud de San Isidro, donde se instaló una Unidad de Extensión Hospitalaria en apoyo al nosocomio herediano.

Los pacientes que se trasladan son personas estables, que no son atendidos por padecimientos relacionados a la covid.

La doctora Priscilla Balmaceda explicó que en 24 horas se realizó la logística necesaria para que quedara habilitada la unidad con todas las facilidades y condiciones óptimas requeridas, para la ubicación, aseo, alimentación y cuido de los pacientes internados no covid.

La unidad cuenta con capacidad para 20 camas y siete pacientes fueron trasladados en horas de la tarde.

La doctora Priscilla Balmaceda indicó que la estrategia permite disponer de 34 camas moderadas del área de hospitalización del quinto piso que está completo dedicado a covid. Estas camas se utilizaban para pacientes que presentan otras patologías.  

Este centro médico está habilitando paulatinamente 80 camas para la atención de pacientes covid-19. La meta es tener para el domingo: 60 camas moderadas, 12 camas severas y 8 UCI críticas de acuerdo con la capacidad instalada y el recurso humano disponible.

Balmaceda explicó que ante la necesidad de dar un abordaje oportuno en momentos críticos como el que se están viviendo actualmente en Costa Rica a raíz de la pandemia, la Gerencia Médica, la dirección Red integrada de prestación de servicios de salud Central Norte y el hospital San Vicente de Paul unieron esfuerzos para reconvertir la bodega de proveeduría del área de salud de San Isidro.

“Es un espacio idóneo para la ubicación de camillas con las condiciones óptimas para albergar pacientes hospitalizados no covid que están a la espera de reubicación social” comentó la directora médica.

Para Balmaceda el apoyo de la red de servicios de la provincia, así como del área de salud de San Isidro, ha sido vital para aumentar la capacidad del HSVP a fin de sobrellevar la situación crítica de aumento de pacientes covid-19.

Por su parte el doctor Enrique Vega, director interino del área de salud de San Isidro calificó como un avance este tipo de colaboración entre centros médicos, “la apertura de este espacio brinda la oportunidad de un actuar inmediato para atender los retos de la alta ocupación de camas covid-19 en el hospital de Heredia”.

Paso a paso

La habilitación de la Unidad de Extensión Hospitalaria inició con la tarea de reconversión del espacio físico de la bodega y oficinas de la proveeduría a cargo del personal del área de salud para que reuniera las condiciones para la instalación de camas y demás mobiliario requerido.

Luego vino la dotación de camas por parte del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED) y otros mobiliarios entre ellos equipo de cómputo para la atención de los pacientes en el Expediente Digital único en Salud (EDUS) por parte del Hospital San Vicente de Paúl.

De igual manera se hicieron las gestiones de contratación del servicio de alimentación para los pacientes e igualmente se reforzó el recurso humano para la cobertura de la atención durante los tres turnos laborales, días libres, feriados y fines de semana.

Se trata de esfuerzos extraordinarios que la Caja Costarricense de Seguro Social y en este caso el hospital San Vicente de Paúl realizan por que la capacidad de recursos asignados a covid-19 fueron sobrepasados por la demanda acelerada de consultas y hospitalización, sin embargo, significa reconvertir los mismos recursos que se tienen para la atención de otras patologías, concluyó la doctora Priscilla Balmaceda.

 

Comentarios de Facebook