LA IMPORTANCIA DE LOS HÁBITOS DE ESTUDIO EN VACACIONES DE MEDIO AÑO

En la temporada de vacaciones es importante que los estudiantes continúen trabajando en sus hábitos de estudio, y de esta forma prepararse para el regreso a clases.

A pesar de que las vacaciones son un momento para pasear, descansar, divertirse, relajarse y pasar tiempo en familia, es crucial que los niños dediquen por lo menos 30 minutos al día para continuar con el aprendizaje durante esta temporada. “El mantener las rutinas y el dedicar este tiempo es necesario para reforzar los conocimientos adquiridos y a preparar a los estudiantes para su regreso a clases”, explicó Melania Baltodano, directora Centro Kumon.

La Metodología japonesa Kumon es un sistema educativo de aprendizaje autodidacta que se centra en la práctica diaria y la repetición para reforzar las habilidades en las materias. Uno de los principios claves del método es el estudio diario de media hora, esto asegura que un estudiante puede experimentar un impacto positivo en su rendimiento.

Aquí te presentamos cinco consejos prácticos para motivar a los estudiantes a mantener sus rutinas de estudio durante las vacaciones:

  1. Establecer un horario: Diseñe un horario de estudio que se ajuste a las actividades y la rutina de las vacaciones. Identifique el momento del día en que el estudiante se sienta más cómodo y dispuesto a estudiar. Es crucial respetar este horario para fomentar la disciplina y la constancia. Como incentivo, se recomienda que después de la media hora de estudio, el estudiante tenga tiempo para actividades recreativas como jugar al futbol, ir al parque, nadar o videojuegos.
  2. Crear un espacio de estudio adecuado: Es fundamental contar con un lugar tranquilo, bien iluminado y cómodo para estudiar. Permitir que el estudiante elija y decore su espacio de estudio, asegurándose de que esté libre de distracciones como la televisión, los videojuegos, el teléfono y la cama.
  3. Fije objetivos claros: Durante el periodo de vacaciones, es recomendable definir metas claras desde el principio. El estudiante puede monitorear su progreso mediante un tablero o una aplicación. Lo importante es tener claridad sobre qué se desea reforzar y en cuánto tiempo se planea trabajar en ello.
  4. Utilice recursos variados: Explorar libros interactivos, videos y recursos en línea para enriquecer el aprendizaje. Conectarse con otros estudiantes/amigos que también están aprovechando las vacaciones para estudiar, esto los puede motivar más y hacer más ameno el tiempo de estudio.
  5. Distribuya el tiempo: No se recomienda estudiar por largas jornadas. Programe sesiones de estudio cortas, ayudará a mantener la concentración y permitirá dedicar tiempo a otras actividades recreativas.

Consejo extra: es importante que los padres también se unan a estas pequeñas sesiones de estudio, y que, por medio del ejemplo, puedan acompañar a sus hijos en ese momento. Por ejemplo: si estamos reforzando el área de lectura, es aconsejable que los padres dejen los teléfonos y la televisión y se unan a ese tiempo de lectura, ya sea indicando al niño que lea en voz alta o bien acompañándolo con una lectura en ese momento.

Las vacaciones son una excelente oportunidad para explorar áreas de interés personal, compartir con menos presión esos momentos de estudio con los padres y aprender de manera flexible y relajada. Se anima a los estudiantes a investigar nuevos temas o profundizar en aquellos que les apasionan, fomentando la autonomía y el amor por el aprendizaje.

 

Comentarios de Facebook