Desde hace 27 años lleva la palabra a quienes no la pueden oir

En la misa de los sábados a las 5 de la tarde se puede encontrar siempre a doña Marca Alfaro esperando a sus compañeros de misa, en la gráfica con Gilberto Bermúdez.

Hace 27 años doña Marta Alfaro sintió la necesidad de contribuir a llevar la palabra de Dios a quienes no la conocían, luego del Curso Misión, que le planteó el reto de evangelizar.

Me puse a pensar quien no conoce la Palabra, si había radio y televisión, y muchos templos, y en eso me di cuenta de que los únicos que no tenían la posibilidad de oír la Palabra, eran los sordos y me dediqué a ayudarlos”, recordó.

Su iniciativa surgió luego del Curso Misión con el padre Durán, quien sembró en su corazón la semilla de la evangelización, y germinó con tal fuerza, que aún 27 años después, continúa con esa labor.

Para cumplir esa misión debía comenzar por aprender el lenguaje de señas, ya que no lo conocía, y se convirtió así en la primera catequista para no oyentes en Heredia, ya que siempre colaboró como catequista en la comunidad de Fátima.

Ya con la habilidad en sus manos comenzó a interpretar las misas para que los no oyentes pudieran vivir la celebración religiosa con la misma alegría y devoción que todos los demás asistentes.

Hoy por hoy doña Marta apoya en la catequesis de Primera Comunión, de Bautismo, Matrimonial y Confirma para no oyentes, incluso los apoya para novenarios, de manera que la discapacidad no sea un impedimento para los creyentes para recibir los sacramentos conociendo el valor de cada uno de ellos.

Me siento muy contenta porque estoy aportando con la evangelización”, comentó doña Marta, a quien se puede observar siempre en la misa de 5 de la tarde, los sábados en el templo de El Carmen, ubicado en el centro de Heredia, esperando a los no oyentes que asistan.

Sus servicios no tienen ningún costo y más bien realiza una invitación especial a quienes tienen familiares y amigos no oyentes de cualquier parte de la provincia o más allá, para que los inviten a vivir la misa cada semana y así participar de una forma activa en la celebración al comprender de la misma manera que el resto de los feligreses las lecturas, la homilía y los cantos.
Quienes deseen contactar a doña Marta Alfaro, puede hacerlo mediante la Oficina Parroquial de la Inmaculada Concepción, al teléfono 2237 0779.

Doña Marta Alfaro tiene 27 años de llevar la Palabra de Dios a quienes no la pueden escuchar, para hacerlo, aprendió lenguaje de señas y lo hace totalmente gratis.
En la misa de los sábados a las 5 de la tarde se puede encontrar siempre a doña Marca Alfaro esperando a sus compañeros de misa, en la gráfica con Gilberto Bermúdez.
Comentarios de Facebook