BAJAN PLACAS A BUSETAS AMARILLAS EN OPERATIVO DE TRÁNSITO

En varios operativos de control de vehículos de transporte público, les han retirado placas a Busetas Amarillas.

Muchas personas que se dirigían hacia su trabajo la mañana de este viernes en autobuses, fueron sorprendidas por el operativo de tránsito que se realizó frente al Paseo de Las Flores, para revisar que las unidades se encuentren en buen estado por seguridad de los usuarios.

Fueron revisados al menos diez autobuses y busetas de diferentes empresas, tanto de transporte público como de transportes especiales, durante aproximadamente dos horas que se extendió el operativo, que se da un día después que un autobús en Barreal sufrió un accidente por problemas en los frenos.

Más de diez autobuses de transporte público y transporte especial fueron revisados en el operativo.

De todos los autobuses revisados, solamente fueron sancionadas dos unidades de transporte público de la empresa Busetas Heredianas, una por que la rampa para sillas de ruedas no funcionaba y la otra porque sobrepasaba la vida útil establecida por ley.

El chequeador de la empresa reclamaba a los oficiales de tránsito que se trataba de persecución contra ellos, a lo que le contestaron que se estaban revisando todas las unidades de transporte público de las diferentes empresas que pasaban por el lugar.

MALESTAR DE LOS USUARIOS

Tras retirarle la placa a una de las busetas, la empresa decidió enviarla al plantel, por lo que bajó a todos los pasajeros, quienes debieron esperar más de una hora para poder retomar su viaje.

Así lo denunciaron varios de ellos, quienes reclamaban al chequeador que les devolvieran los pasajes para poder tomar otro autobús, incluso acudieron a los oficiales de tránsito para que mediaran, pero ellos explicaron que los vehículos de transporte público a los que se les retiran placas pueden completar la carrera para no afectar a los usuarios, pero es decisión de la empresa si lo hacen o no.

Algunos lograron abordar las siguientes busetas que pasaron, pero no traían espacio para recoger a todos los pasajeros, por lo que aún a las 8 de la mañana había personas esperando completar el viaje, desde las 6 de la mañana que habían abordado el bus inicialmente.

Los pasajeros de la primera buseta debieron esperar que las siguientes unidades pasaran con espacio para llevarlos.

En el caso de la segunda buseta a la cual le retiran las placas porque no le funcionaba la rampa para personas con discapacidad, los pasajeros no se vieron afectados, ya que la empresa no optó por enviarla al plantel, como hizo con la primera.

Los usuarios le reclamaban al chequeador, quien era el único representante de la empresa en el lugar, que cada vez hay menos busetas en la ruta y que se presentan problemas diferente tipo todos los días, y que era injusto que en ese caso no les  devolvieran los pasajes, mientras otros en medio de su malestar tenían claro que el chequeador no podía resolver y pedían calma a quienes estaban más alterados.

El chequeador reclamaba a los inspectores de tránsito persecución contra su empresa.

Y es que según una denuncia interpuesta por en enero, por Eduardo Abarca, en su condición de usuario de los servicios de transporte, la empresa utiliza solamente 15 autobuses, y de estos 6 ya cumplieron su vida útil, pese a tener 34 autorizados por el CTP.

La disminución en la flotilla se origina en los problemas judiciales del operador por la administración de la empresa, que incluso cuándo asumió la nueva administración, la saliente se llevó varias unidades, según denunció en su momento el gerente de las Busetas Heredianas.

Los problemas con las unidades en el operador se han ido sumando, en marzo, el Juzgado de Trabajo de Heredia acogió la solicitud de remate de 28 unidades de transporte de la empresa Busetas Heredianas, y según indica la resolución del Juzgado se procederá a quitarles las placas a dichos vehículos.

La denuncia fue interpuesta Warner Vargas para exigir el pago de derechos laborales de trabajadores despedidos cuándo asumió la nueva administración de la empresa de transporte público.

El operador ha luchado en los estrados judiciales para no perder la concesión y en mayo el Juzgado Contencioso Administrativo y Civil de Hacienda, del Segundo Circuito Judicial de San José, frenó la decisión del CTP de retirarle la concesión.

Tras el retiro de la placa a esta buseta inició el calvario para los pasajeros.

¿QUÉ HA PASADO CON LA CONCESIÓN DE LA RUTA?

La ARESEP había solicitado revocar la concesión a la empresa por maltrato a los adultos mayores desde el 2015, cuándo inició el proceso que llegó al Consejo de Transporte Público y luego a los tribunales.  ARESEP REVOCA CONCESIÓN

En abril de este año el CTP anunció que quitaba la concesión al actual concesionario y nombró de manera temporal a TUASA para asumir la ruta mientras se completaba el proceso de investigación, para garantizar al usuario la continuidad del servicio. CTP QUITA CONCESIÓN

A pocos días que se venciera el plazo para que entrara el nuevo operador, el Juzgado Contencioso Administrativo y Civil de Hacienda, del Segundo Circuito Judicial de San José, frenó la decisión del CTP  JUZGADO DEVUELVE CONCESION

Comentarios de Facebook