EL PANI HACE UN LLAMADO A GARANTIZAR LA CONTINUIDAD DEL CURSO LECTIVO 2021

Por lo que queda del año las aulas permanecerán vacías, el MEP anunció que no habrá regreso a clases presenciales para el curso lectivo 2020.

Tras el incremento de los casos de contagio por la enfermedad de la COVID-19, el Patronato Nacional de la Infancia como ente rector en materia de derechos de la niñez y la adolescencia, hace un llamado para que se recurra a otras estrategias que permitan proteger la salud de las y los estudiantes, sus familias, la del personal docente y administrativo, y que a la vez, garanticen el derecho a la educación como derecho fundamental de las niñas, los niños y las personas adolescentes para el disfrute de otros derechos intrínsecos que se ven potenciados con el proceso educativo.

Desde el año anterior el PANI ha insistido, en la urgencia de regresar a la modalidad presencial y ha manifestado que mantener el curso lectivo exclusivamente en modalidad virtual o mediante la entrega de guías, no garantiza el derecho a la educación en igualdad de condiciones, así como tiene implicaciones que van más allá de la garantía del derecho a la educación, porque incrementa las desigualdades, la exclusión escolar, las manifestaciones de maltrato, abuso y violencia en el hogar.

“La permanencia de los niños, niñas y adolescentes, posibilitan el ejercicio de otros derechos, como el derecho a la salud, la alimentación, la recreación, la cultura, el deporte y la protección. El acceso a la educación representa un medio para el desarrollo integral de las niñas, los niños y las y los adolescentes, la generación de capacidades vinculadas con el aprendizaje y las habilidades para la vida. Las interacciones con los pares generacionales contribuyen en el proceso de socialización que fortalece los conocimientos del entorno social y la convivencia” indicó Gladys Jiménez Arias, Ministra de Niñez y Adolescencia.

Desde el Consejo Nacional de Niñez y Adolescencia como Órgano del Sistema Nacional de Protección Integral, se realiza desde inicios del año pasado, un “Ejercicio de seguimiento y cumplimiento de la garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes con ocasión del COVID-19” por parte de las distintas instituciones que conforman el CNNA, ejercicio disponible en la página del PANI.   En relación con el derecho a la educación se han emitido 4 acuerdos instando a adoptar acciones para garantizar, ante la pandemia, el derecho a la salud, a la educación en igualdad de condiciones y el acceso al servicio educativo en condiciones de eficiencia y de eficacia; así como llevar a cabo todas las acciones para garantizar el derecho de los niños y niñas al internet y al acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones y eliminar la brecha digital.

El PANI ha monitoreado el comportamiento de contagio en personas menores de edad, siendo que desde que inició la pandemia el porcentaje se ha mantenido estable y con tendencia a la baja, luego que inició el curso lectivo, el porcentaje de contagio en personas menores de edad se ha mantenido durante el 2021 en el orden del 8% respecto al total de contagios. Concluyendo en el último día de cada mes de la siguiente manera: enero 8.19%, febrero 8.27%, marzo 8.38% y abril 8.40% y el día de ayer en un 6 %.  Ha brindado seguimiento a las acciones para garantizar el derecho a la salud por parte del Ministerio de Salud y la CCSS.

Además, el PANI ha insistido que los centros educativos son espacios controlados y seguros, y que favorecen la denuncia y las medidas de prevención contra la violencia. El año pasado se recibieron 87000 situaciones violatorias de derechos, notando un incremento en denuncias asociadas a la negligencia pasando de 16803 en 2019 a 20016 en 2020, de igual forma un incremento en denuncias asociadas a conflictos familiares, exposición a drogas. El Hospital Nacional de Niños (HNN), reportó incremento en quemaduras, intoxicaciones y abuso sexual. Por lo que el Patronato Nacional de la Infancia ha implementado acciones para prevenir la violencia, favorecer la consulta y la denuncia, desarrollar campañas preventivas, la apertura del WhatsApp 8989-1147, así como el servicio 24/7 en todo el territorio nacional a través de las Unidades Regionales de Atención Inmediata.

El PANI exhorta a que, en el ejercicio de ponderación de derechos, se adopten las medidas que consideren el interés superior de los niños, las niñas y adolescentes, su desarrollo integral, su derecho a recibir una educación de calidad en igualdad de condiciones, que tome en cuenta las condiciones particulares de cada niño, niña y adolescente.

Se propone al Ministerio de Salud y a al Ministerio de Educación, considerar otras estrategias como las siguientes:

  • Mantener la modalidad dual que incluye la presencialidad durante el curso lectivo 2021, y aligerar las acciones para garantizar al internet como derecho humano.
  • Incrementar el avance en la vacunación del personal docente como una medida afirmativa en favor de los niños, niñas y adolescentes que garanticen su interés superior.
  • Ampliar medidas de carácter pedagógico y administrativo que procuren mantener a los niños, las niñas y las y los adolescentes dentro del sistema educativo, y que consideren las diferencias entre la población con enfoque interseccional.
  • Considerar, de previo a la adopción de una medida extrema de suspensión del curso lectivo, la opción de adelantar las vacaciones de medio periodo. Ello permitirá, por una parte, avanzar en el proceso de reducción de la curva, acelerar el proceso de vacunación y evitar con ello una suspensión indefinida del curso lectivo.
  • Mantener mecanismos de seguimiento, monitoreo y comunicación regional o circuital, que permita adoptar medidas diferenciadas según la región escolar de que se trate, que considere las condiciones particulares de la zona, las alertas sanitarias, el acceso a internet, dispositivos electrónicos, adecuaciones curriculares y mediación pedagógica con enfoque interseccional para las y los estudiantes.

Por otra parte, la Ministra de Niñez y Adolescencia recalcó que ante la realidad que enfrentamos, resulta urgente considerar todas las alternativas posibles que permitan la continuidad del curso lectivo y la garantía del derecho a la educación.  El ciclo lectivo debe permanecer activo para un efectivo ejercicio de los derechos por parte de las niñas, los niños y las y los adolescentes” indicó.

Como país hemos emprendido esfuerzos para mejorar el acceso al equipamiento, los recursos didácticos y la infraestructura tecnológica, acciones que representan una oportunidad que no se debe desaprovechar. Por ello, deben continuarse los esfuerzos, aprender de la experiencia e innovar con nuestras estrategias orientadas a la mejora continua del proceso educativo en un contexto de pandemia.

Comentarios de Facebook