RESTAURACIÓN DE VITRALES DE LA INMACULADA COSTARÁ 15 MILLONES

La belleza del templo de la parroquia Inmaculada Concepción en Heredia cuya construcción inició en 1797 se completó con los veinte vitrales traídos de Francia elaborados hace más de un siglo y de un valor incalculable

Pieza por pieza fueron desmontados los vitrales para llevarlos a restaurar, un proceso que se extenderá por un año.

Hace un año algunos indigentes rompieron a pedradas dos de los vitrales del templo de la Parroquia Inmaculada Concepción de Heredia, de incalculable valor, por su belleza e historia, los daños en los vitrales obligaron a iniciar con la búsqueda de permisos para su restauración y esta semana se retiraron los vitrales para restaurarlos.

Al ser el templo patrimonio histórico se requieren los permisos de la Curia y la Oficina de Patrimonio del Ministerio de Cultura, además de los recursos para cubrir el costo de la restauración, que según indicó el párroco Luis Guillén asciende a 15 millones.

 

El presbítero Luis Enrique Guillén, párroco de La Inmaculada explicó que la restauración de los vitrales es compleja y muy costosa, pero debe hacerse porque los vitrales son una joya no solo para los heredianos, sino para el país por su valor histórico y debe recuperarse.

Detalló el sacerdote que no cuentan con esos recursos, por lo que redireccionaron fondos previstos para otros fines con el propósito de dar el adelanto para iniciar con la restauración, y están preparando algunas actividades para ajustar la totalidad; sin embargo, por la situación de la pandemia es más difícil.

“Invitamos a todas las personas a que nos apoyen con las diferentes actividades que vamos a realizar después de Semana Santa para pagar la restauración de los vitrales que son joyas del arte y la cultura”, comentó el sacerdote.

Los dos vitrales dañados fueron retirados del templo por la empresa de la artista Sylvia Laks, de reconocida trayectoria, quien también elaboró hace los vitrales del templo Los Ángeles en Heredia que se estrenaron el año anterior y restauró los vitrales de la Basílica de Los Ángeles en Cartago.

Pieza por pieza fueron desmontados los vitrales para llevarlos a restaurar, un proceso que se extenderá por un año.

Para quitarlos se desamaron pieza por pieza en un trabajo de sumo cuidado ya que los vitrales tienen más de 100 años, una vez en el taller iniciarán los trabajos de restauración para rearmar con las piezas que se recogieron y si faltan sustituirlos.

El proceso de restauración tardará doce meses, durante los cuales el espacio de los vitrales será cubierto con madera y esto oscurecerá un poco el templo, especialmente del lado izquierdo, donde se ubican ambos vitrales dañados.

El templo herediano cuya construcción inició en 1797 en piedra de calicanto, pisos de mármol y columnas dóricas, cuenta con veinte vitrales traídos de Francia, elaborados por la Sociedad Artística de Pintura sobre Vidrio, de París y se colocaron en el templo en los primeros años del siglo XX.

IMPORTANCIA DE LOS VITRALES

Así era este vitral traído desde Francia hace más de 100 años

Los vitrales, técnica artística y de ornamentación arquitectónica nacieron en las iglesias, y es donde más se ha desarrollado a lo largo del tiempo, tienen diferentes funciones, que van desde darle claridad a los templos al ser ventanales, hasta embellecer y contribuir a catequizar, ya que cada uno tiene un significado un mensaje de fe.

Los vitrales dañados por los ladrones en la Inmaculada representaban uno la expulsión de los vendedores del templo y el otro representa la imagen cuando una mujer ungió los pies de Jesús con perfume mientras Él comía en casa de un fariseo.

Antes de ser dañado así lucía el segundo vitral que fue dañado para robar las alcancías del templo
Comentarios de Facebook