CAPACITAN A COCINEROS DE ESCUELAS PARA PREPARAR COMIDA SALUDABLE

Como parte del compromiso de nutrir al mundo de forma segura, responsable y sostenible, Cargill dio a conocer el desarrollo de la II etapa de la alianza con World Central Kitchen (WCK), iniciada en el 2017 en la región, para capacitar a cocineros y cocineras, que en su mayoría son padres y madres de familias encargados de preparar los alimentos de los escolares.

El proyecto, que es parte de la campaña regional Crece Sano, busca dotar a cocineros de las habilidades necesarias para preparar y servir comidas escolares saludables de manera segura e higiénica.

En esta II etapa, Cargill realizará una inversión superior a los $110,000 para capacitar a 198 cocineros de 40 escuelas cercanas a las operaciones en Centroamérica, donde se incluye a Guatemala, Honduras y Costa Rica, con el fin de mejorar la nutrición de más de 13,700 estudiantes.

Yuri Feres, Director Regional de Responsabilidad Social Corporativa de Cargill, explicó que durante esta segunda etapa de la alianza con WCK se reforzarán los talleres, impartidos en la primera etapa, para convertir a los participantes en líderes de higiene y seguridad, algo particularmente necesario en esta pandemia, además de entregar equipos básicos de cocina a algunas de las escuelas participantes.

“Creemos que es necesario que los niños y niñas vayan a la escuela y aprendan, se formen en familias saludables y prosperen en las economías locales. Es por eso que, a través de nuestro trabajo con socios globales, como World Central Kitchen, Cargill se compromete a garantizar el acceso a comida segura, nutritiva y accesible”, destacó Feres.

El nuevo programa de capacitación, que se inició en julio y se extenderá hasta octubre, incluye ocho talleres que serán impartidos de forma presencial por un chef instructor en Honduras y Guatemala; mientras que en Costa Rica se realizarán de forma virtual.

“El programa de Manejo de Alimentos y Cocinas de WCK surge en respuesta a la falta de equipo y capacitación en las escuelas para preparar comida sana de forma segura. Las cocineras que participan en el programa aprenden a manejar alimentos y comidas de manera que garantizan los más altos niveles de nutrición y salud. Más allá de eso, ganan la confianza para tomar posiciones de liderazgo y compartir con sus compañeras lo que han aprendido, aumentando el alcance del programa,” dijo Christina Espinosa, Directora del Programa de Cocinas Limpias de WCK.

Durante la primera etapa de esta alianza, Cargill invirtió $63,000 en la región y fueron capacitados más de 190 cocineros, de 40 escuelas beneficiadas.

Para la ejecución de este programa se cuenta con el apoyo de otros aliados estratégicos locales como, por ejemplo, CARE Internacional.

Comentarios de Facebook