VILLA FLORENCIA UN LUGAR ESPECIAL PARA DESCANSAR

Las habitaciones del Hotel Villa Florencia han sido cuidadosamente diseñadas en armonía con la atmósfera del hotel, con sus refinados muebles de madera y rodeados por el impresionante bosque y jardines.

En julio llega la temporada de descanso escolar y muchas familias aprovechan para buscar un lugar donde desconectarse del trajín diario, y compartir en familia o en pareja.

Por ello, compartimos la historia del Hotel Villa Florencia, en Turrialba un lugar ideal para relajarse en medio de la naturaleza, con piscina, hermosas vistas y tarifas accesibles.

Desde setiembre del 2004, abre sus puertas el Hotel Villa Florencia con la visión de ofrecer una experiencia nueva y enriquecedora para el turismo nacional y extranjero a cargo de una familia oriunda de Turrialba.

El hotel nació con la primicia de mantener la esencia del ser costarricense, y hacer de la experiencia de descanso algo inolvidable. Disfrutar de la hospitalidad, el confort y la serenidad en el Hotel Villa Florencia.

En medio de una hacienda de caña de azúcar y rodeado de bosque tropical, Hotel Villa Florencia es el lugar perfecto para descansar y disfrutar de una experiencia inolvidable en Turrialba. Encontrará cómodas habitaciones con diferentes amenidades que van a hacer de su estancia una experiencia agradable.

El hotel Villa Florencia posee 23 habitaciones espaciosas y cómodas. Cuenta con 11 habitaciones estándar, 1 habitación familiar y 1 suite que mantienen la arquitectura original del diseño de la antigua casa de los hacendados; con acabados en madera y la esencia de la Turrialba de antaño.

También cuenta con un edificio moderno ecológico de 10 habitaciones superiores, que permiten sentirse relajado y conectado con la naturaleza, ya sea con una vista hermosa hacia los jardines, o con un acceso directo a éstos. Las habitaciones han sido cuidadosamente diseñadas en armonía con la atmósfera del hotel, con sus refinados muebles de madera y rodeados por el impresionante bosque y jardines.

 

UN POCO DE HISTORIA

Con la culminación del ferrocarril en 1890 se integraba el caribe con el valle central, Limón con la capital y las principales cabeceras de provincia de la república. Esto vendría a ser prácticamente el origen de Turrialba, la ciudad y el cantón, una zona con identidad propia.

Para la mitad del siglo XX, la distribución de la población rural se mantenía, y con ellos los nombres de los lugares, debido justamente al soporte que brindaban las actividades del agro, atribuyéndose prácticamente al cultivo del café principalmente, y más tarde al cultivo de la caña de azúcar. El centro urbano, en contraste con la población rural, es la ciudad de Turrialba, la ya afianzada cabecera del cantón.

Turrialba es una de las regiones productoras de caña de azúcar que mayor identificación, arraigo y antigüedad posee con la agroindustria del azúcar en Costa Rica.

La plantación de caña se ubica desde épocas muy tempranas de la conquista, en la localidad de Ujarrás y la actual Orosi, a partir de donde se movilizó luego de manera lenta con las corrientes de colonización que se dieron en el lugar con orientación hacia la zona atlántica, lo que involucró Turrialba y poblaciones aledañas. En el año 1915 se inicia la producción de caña de azúcar en el distrito de Florencia donde hasta el día de hoy es la actividad agrícola que cobija al hotel Villa Florencia.

Así lucen la suite del hotel Villa Florencia, que mantienen la arquitectura original del diseño de la antigua casa de los hacendados; con acabados en madera y la esencia de la Turrialba de antaño.
Así lucen la suite del hotel Villa Florencia, que mantienen la arquitectura original del diseño de la antigua casa de los hacendados; con acabados en madera y la esencia de la Turrialba de antaño.
Comentarios de Facebook